Cuando no hace mucho tuvimos la suerte de probar el smartphone Xiaomi Mi A3, no esperábamos que siguiera nuestra afortunada racha. Y es que gracias a la misma marca, ahora tenemos a nuestra disposición la Xiaomi 360 Camera. Un dispositivo de videovigilancia, ideal para controlar cualquier habitación de nuestra casa o zonas de especial interés que necesiten ser monitorizadas constantemente.

La 360 Camera de Xiaomi es un asequible producto diseñado para aquellos que quieren mantener vigiladas zonas sensibles. Una cámara de seguridad perfecta para el hogar, que nos permite ver con claridad tanto de día, como de noche, la habitación escogida directamente en el móvil o la tablet.

El producto se entrega en una minimalista caja rectangular de cartón, de color blanco completamente. En el frontal luce una imagen de la cámara, sin ninguna referencia de marca o modelo. En los laterales, unos esquemáticos iconos de color plateado, indican hasta 8 de las características destacadas del producto, acompañadas de un texto en inglés.

En el reverso de la caja se encuentra una pegatina donde en letra pequeña, y acompañando el código de barras, se pueden leer algunas de las especificaciones de la videocámara. Todo ello nuevamente en inglés. El embalaje está sellado por un precinto transparente. La apertura es simple. En el interior, aparte de la Xiaomi 360 Camera, los accesorios se encuentran guardados dentro de una cajita blanca. Dentro tenemos el manual de usuario (con sección en español); adaptador de corriente; cable de conexión USB (con una longitud de 2 metros aprox.); y accesorios de montaje en pared.

La cámara de seguridad tiene un diseño efectivo y muy similar al que suelen lucir este tipo de dispositivos. Es bastante compacta, liviana, y con aspecto de calidad.

Solo pesa 239 gramos, y tiene unas dimensiones aproximadas de 115 x 78 x 78 mm. Todo el cuerpo es de color blanco, exceptuando el ojo central donde va la lente, y realizado en plástico.

La Xiaomi 360 Camera presenta su chasis claramente dividido en dos partes. Una base y, sobre ella, el globo del objetivo. En la zona inferior lleva una entrada USB para darle corriente, y un botón de reset. Debajo, la base tiene unas patas de silicona para que no resbale el aparato, y unas ranuras, por si queremos colgar la cámara empleando el accesorios de montaje en pared.

Bajo el objetivo, si lo situamos en el ángulo más alto, nos encontramos la ranura de tarjeta microSD, por si queremos dotar la cámara de memoria para las grabaciones.

Detalles técnicos de la cámara Xiaomi 360

Esta Xiaomi 360 Camera dispone de unas cualidades excelente para cumplir con su cometido de seguridad. Veamos las más importantes.

Lente

Con un sensor CMOS, este dispositivo tiene una resolución máxima de 1080p. Cuenta con una longitud focal de 2.8 mm y un gran angular de 110º con el que barrer todo lo que apunte. Tiene la ventaja de poder moverse sobre el eje 360º, e inclinarse 110º. En resumen, puede cubrir perfectamente cualquier rincón de una sala con su amplia panorámica.

La cámara cubre prácticamente todos los ángulos

Además, tiene visión nocturna, con un rango de hasta 5 metros. Por tanto, veremos siempre con claridad la escena. Algo garantizado con el rango dinámico amplio avanzado (WDR), que equilibra las zonas brillante y las áreas oscuras, permitiéndonos ver detalles nítidamente con luz brillante u oscura.

Funciones adicionales

Es capaz de detectar movimiento, a 9 metros, activando la grabación de vídeo y dándonos el aviso. La incluir micrófono y altavoz, nos permite escuchar y comunicarnos a través del propio dispositivo.

Conectividad

Este es un dispositivo inalámbrico, aunque la alimentación si es mediante cable. La Xiaomi 360 Camera dispone de conexión Wi-Fi 802.11 b / g / n. Con esto se asegura una señal potente de de amplio rango, hasta unos 100 metros respecto al router.

Configuración y funcionamiento de la Xiaomi 360 Camera

Para usar esta cámara de seguridad debemos tener instalada la aplicación Xiaomi Home en nuestro teléfono inteligente o tablet. En dicha app será obligatorio crearnos un usuario para poder configurar y usar la cámara.

Xiaomi Home App

Un paso a paso muy sencillo

Al enchufar la Xiaomi 360 Camera el dispositivo comenzará a emitir un mensaje de voz, en inglés, para proceder a la conexión con la aplicación. De manera automática, la app detecta la cámara, y nos guía paso a paso hasta tener todo listo. Aunque si no se da el caso, podemos recurrir al código QR que tiene en la base el aparato.

La aplicación detecta la cámara

Una vez reconocido el nuevo dispositivo en la aplicación, en pantalla nos aparece un código QR para que lo escaneemos con la cámara. En cuanto lo haya leído, un mensaje de aprobación nos indica que tenemos configurado nuestra nueva videocámara.

La cámara ya está configurada

Solo restan unos breves pasos opcionales para poder empezar el producto. Ponerle nombre al dispositivo o asignarle una localización en el esquema de nuestro hogar.

Usando la cámara

Pulsando el icono del dispositivo en la app accedemos a la pantalla de control. La interfaz es muy sencilla, y se domina rápidamente. Tenemos a la vista las opciones indispensables: mover la cámara, calibrarla, activar la comunicación, ver a pantalla completa, etcétera.

Desde la interfaz podemos mover la lente, calibrar la cámara o grabar

En la esquina superior derecha tenemos el acceso a los ajustes y parámetros. Desde este punto podemos gestionar desde el almacenamiento, compartir el dispositivo o regular la visión nocturna.

La Xiaomi 360 Camera es un dispositivo económico, fácil de instalar, configurar y usar. Cumple a la perfección con lo que se espera de ella, con una muy buena calidad, tanto en su funcionamiento, como del producto en si mismo. Satisfechos en todos los aspectos, a esta Xiaomi 360 Camera, una vez que la hemos probado y disfrutado, le otorgamos nuestro Gizlogic Gold Award.

 

Enero-febrero 2020