Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp

VAZIRANI EKONK, EL COCHE MÁS RÁPIDO JAMÁS FABRICADO EN LA INDIA

El superdeportivo hindú recurre a un esquema 100% eléctrico con 722 CV de potencia.

Puede que la India sea más conocida en la industria del automóvil por productos como el Force Motors Trax Cruiser, un robusto y práctico SUV de 13 plazas, pero el país cuenta ahora también con un proyecto de superdeportivo muy avanzado.

Se llama Ekonk y procede de Vazirani Automotive, un fabricante de automóviles a pequeña escala con sede en Mumbai. Si el nombre te suena, es porque la empresa exhibió el supercoche eléctrico Shul en Goodwood a principios de este año.

El Ekonk es un supercoche impulsado por baterías que utiliza la refrigeración por aire para dichos componentes, en contraposición a la refrigeración por líquido que utilizan la mayoría de los vehículos eléctricos modernos.

La tecnología denominada DiCo, según el fabricante de automóviles, se basa en la biomímesis, que utilizan algunos animales para regular su temperatura corporal. Gracias a ello, sin utilizar un complicado sistema de refrigeración basado en líquidos, y con una carrocería fabricada íntegramente en fibra de carbono, Vazirani ha podido mantener el peso del coche en tan solo 738 kilogramos.

Los detalles oficiales afirman que la potencia máxima del tren motriz eléctrico es de 722 CV, lo que resulta suficiente para firma un tiempo de aceleración en el 0 a 100 km/h en solo 2,54 segundos, una marca realmente asombrosa.

El superdeportivo eléctrico se describe como el “vehículo eléctrico más ligero del mundo” y el más rápido que se ha fabricado en la India. Además, sin proporcionar cifras exactas, Vazirani afirma que el vehículo tiene uno de los coeficientes de resistencia aerodinámica más bajos para un vehículo de este tipo.

“Para nosotros, Ekonk significa nuestro verdadero comienzo, donde por primera vez se unen el diseño y la innovación. Es nuestro primer vehículo ‘vivo’. En las escrituras indias, Ekonk significa el comienzo de la luz divina. El big bang”, comenta Chunky Vazirani, antiguo empleado de Rolls-Royce y Jaguar Land Rover, y fundador de Vazirani.

Por ahora, el Ekonk es solo un prototipo y ha sido probado en la pista de alta velocidad de Natrax, cerca de Indore (India). Por el momento, no se sabe si llegará a la producción, pero las tecnologías utilizadas para él podrían implementarse en un vehículo de producción basado en el Shul.

Contáctanos

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Mensaje