Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en google
Compartir en email
Compartir en whatsapp

TIPS PARA UN SISTEMA INMUNE MÁS SALUDABLE

Sigue estos consejos para mantener sano tu escudo natural contra microbios y enfermedades.

Por Judith Vives

Cada día estamos constantemente expuestos a microbios potencialmente dañinos de todo tipo. Afortunadamente contamos con un escudo natural a todas estas amenazas. Se trata de nuestro sistema inmunológico, una red de intrincadas etapas y vías en el cuerpo, que nos protege contra estos microbios y determinadas enfermedades.

Mantener un sistema inmunológico saludable

Para mantener sano nuestro sistema inmunológico, podemos seguir una serie de consejos que pasan por mantener hábitos de vida saludables.

Entre estos consejos, se incluye consumir una dieta equilibrada con frutas enteras, verduras, proteínas magras, cereales integrales y mucha agua. En este sentido, la dieta mediterránea es la más adecuada,

En caso de no poder acceder fácilmente a una dieta equilibrada, se puede usar un multivitamínico que contenga la dosis diaria recomendada de varios nutrientes.

Fumar es un hábito poco recomendable en general. Es la principal causa del cáncer de pulmón y afecta en general a nuestro estado de salud. Por esta razón, es importante no fumar o dejar de hacerlo si somos fumadores.

El alcohol es otro factor que puede impactar negativamente en nuestra salud y en nuestro sistema inmunológico. Por esta razón debemos beber alcohol con moderación.

Un estilo de vida saludable incluye la realización de ejercicio regular, al menos en un nivel moderado. Esto se aplica también para nuestro sistema inmune.

Dormir bien es otra clave a tener en cuenta. Es importante tratar de dormir de 7 a 9 horas todas las noches, así como mantener un horario de sueño, despertándose y acostándose aproximadamente a la misma hora todos los días. Nuestro reloj corporal, o ritmo circadiano, regula la sensación de somnolencia y vigilia, por lo que tener un horario de sueño constante mantiene un ritmo circadiano equilibrado para que podamos entrar en un sueño más profundo y reparador.

El día a día nos impone situaciones de estrés, por lo que debemos contar con estrategias saludables para hacerle frente. Pueden ser muy variadas, ya sea ejercicio, meditación, un pasatiempo en particular o hablar con un amigo de confianza. Otro consejo es practicar la respiración consciente y regular durante el día y cuando surjan sentimientos de estrés. No tiene que ser largo, incluso unas pocas respiraciones pueden ayudar.

Finalmente, mantener una buena higiene de manos es igualmente importante. Debemos lavarnos las manos durante todo el día: al entrar del exterior, antes y después de preparar y comer alimentos, después de ir al baño y después de toser o sonarse la nariz.

 

 

Julio-Agosto 2021

Contáctanos

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Mensaje