Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en google
Compartir en email
Compartir en whatsapp

TIPS PARA EVITAR GASTOS QUE AFECTAN TU BOLSILLO

Las compras excesivas de papel higiénico durante la pandemia fue un fenómeno resultado de las emociones que se vivieron en 2020, refiere una especialista.

Te ha pasado que cuando deseas comprarte algo ya sea en alguna tienda o a través del comercio electrónico, adquieres más artículos de los que planeaste. ¿Te gana la emoción? A veces tomar decisiones de manera acelerada no siempre resulta sano para tus finanzas, por lo que los especialistas del foro virtual de #BancaExplica te dicen cómo evitar que tus emociones le ganen a tu bolsillo. La especialista en Educación Financiera, Paola Murillo Calderón, indicó que el dinero es un recurso que ayuda bastante en ciertas situaciones; sin embargo, la relación que se tiene con éste depende mucho de la educación que en temas financieros se tiene, por lo que será diferente en cada caso. ¿Qué factores intervienen en el manejo de tu dinero?

1. La historia familiar.

Si en casa se habla de dinero como algo positivo o por el contrario, si se omite el tema o es mal visto.

2. Usos que le das al dinero.

Influye el cómo manejas tu dinero, si ahorras o lo gastas una vez que lo recibes.

3. Las emociones.

Se tara de los estímulos que en el día a día recibe tu cerebro, son inmediatas, impulsivas y sin control sobre ellas. ¿Qué son las emociones? Es una alteración del ánimo intensa y pasajera, agradable o penosa, que va acompañada de cierta conmoción somática, refiere la Real Academia Española (RAE).

“Las emociones nos preparan para una situación, por lo que son positivas, solo que hay que tomar en cuenta cómo manejarlas y sobre todo en esas decisiones cuando te encuentras en estos estados emocionales”, dijo. ¿Cómo se relaciona el dinero con tus emociones? Cuando se viven estados emocionales intensos, las emociones pueden hacerte ajeno a ti mismo. El efecto pasión que se siente como un torbellino te puede hacer caer en compras innecesarias, para después preguntarte por qué lo hiciste. ¿Cómo evitar tomar esas decisiones? Tristeza, confusión, euforia, ¿las has sentido? Si te has subido a una montaña rusa o has ido a un concierto que te ha encantado, experiencias de las que sales muy emocionado y encuentras estas tienditas o puestos de recuerdos y adquieres algo, pero ninguno de los artículos realmente eran necesarios.

También cuando se está triste, ir de compras resulta para muchas personas una terapia para resolver esta situación negativa de sus emociones. O bien, recuerdas las compras excesivas de papel higiénico durante la pandemia, ¿acaso por miedo o confusión de lo que era realmente necesario? Fue parte de las emociones que se vivieron.

“Debes pensar qué es lo que te está generando esta situación emocional y cómo podemos trabajarlo”, dijo. ¿Cómo evitar compras impulsivas? Murillo Calderón reiteró que las emociones son sanas, pero se deben reconocer y tener un autocontrol sobre los efectos que producen para poder atenderlas, controlarlas y no dejarte llevar sólo por el momento, y caer en una compra innecesaria. La especialista recomienda dos puntos básicos:

Crea hábitos.

Deben ser visibles, atractivos, fáciles y satisfactorios. Por ejemplo: hacer ejercicio, algo que nos dé satisfacción. Deshacerse de hábitos. Aquellos que son ocultos o no que note causan satisfacción al final, omítelos. Por ejemplo: al hacer una compra y quererte llevar todo a casa y al llegar notar que realmente lo necesitabas.

Tips para lograrlo:

Respira.

Inhala en 4 tiempos / Exhala en 4 tiempos. Hacerlo cuatro veces. Esto te ayudará a tener la mente con más claridad. Es decir, te pone en un estado de más tranquilidad para poder pensar en lo que realmente es necesario. Es recomendable hacerlo antes de salir a comprar.

Registra tus gastos.

Si no has comenzado, hazlo, desde la hora, fecha, concepto y monto del gasto, esto te ayudará a revisar patrones y hacer ajustes.

Programa.

Si te gusta salir a comprar, date solo un tiempo en estos establecimientos. Por ejemplo: 45 minutos para evitar la tentación. Y aplica la frase “lo compro después”, en 15 días o al mes. El tiempo te dirá si realmente lo necesitas.

Haz tu lista.

Anota todo lo que vayas a comprar, la puedes ordenar por secciones para que sea más rápido y sin demorar en la tienda y caer en la tentación, es decir, pasillos con productos que no necesitas. “El dinero es un aliado que nos va ayudar a lograr tus metas, por lo que se debe tratar con cuidado, amor y respecto”.

Contáctanos

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Mensaje