Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp

TECNOLOGÍA; “KRYPTONITA” PARA LA DELINCUENCIA

La ciudad de Nueva York, después de los atentados del 9/11, inundó la ciudad de patrullas y policías uniformados, provocando que los turistas se abstuvieran de visitar dicha urbe de acero; poco tiempo después, cambió su estrategia de vigilancia, asignando a policías encubiertos, no sólo hombres y mujeres vestidos de civiles, también involucraron a supuestos trabajadores como barrenderos, jardineros, socorristas, técnicos reparando una línea telefónica, etc.

En la ciudad de NY, una persona puede gritar ¡¡¡policía!!! en una calle sola o callejón obscuro, y de inmediato salen personas (encubiertas) por todos lados; pero no sólo existen policías encubiertos, también se ubican cámaras de vigilancia muy obvias y visibles, igual existen la no visibles, e invisibles, que son las más certeras y confiables, pues pocas veces son detectadas y violentadas, como sucedió recientemente en Tamaulipas.

En otras palabras, no es necesario que se intimide a la ciudadanía con excesiva presencia policíaca, aunado a que la delincuencia en la mayoría de los casos, no ubica al personal y cámaras ocultas, por lo tanto, se detienen más en cometer algún delito, pues se saben observados desde un centro de vigilancia; la delincuencia se combate con tecnología. También este sistema de policías y cámaras ocultas funciona igualmente, para los guardias de seguridad privada personal, (a civiles y funcionarios públicos) de los cuales muchos de ellos, entre más despliegue, ostentación e intimidación hagan, consideran que están justificando sus labores de proteger su encargo; pero logran todo lo contrario, su obvia presencia los delata, pues con cautela y estando alerta, obtienen mejores resultados.

Otro medio convincente de vigilancia, sería la policía montada, obviamente la gran mayoría de las ciudades en México no están en posibilidad de financiar su costo; pero además de vigilar, sería un excelente atractivo, para lugares como el centro histórico, parques, jardines y zonas ecológicas agrestes donde los vehículos no acceden, además de eventos masivos como marchas y manifestaciones, aunado posibles tratamientos de equinoterapia, previa firma de convenio con Secretaria de Salud. Ciudades como Nueva York, y países como Canadá se ufanan de su policía montada.

Esta posibilidad de incluir a la policía montada en determinadas ciudades, podría asignarse a la Guardia Nacional, corporación que cuenta con excelentes elementos surgidos de regimientos de caballería; y de ser así, la Guardia Nacional, elevaría cada vez más su prestigio, el cual se va ganando con trabajo y con hechos concretos.

 

Contáctanos

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Mensaje