DSC_0010El pasado 30 de julio se realizó la sesión de trabajo de la AMEXSI en las instalaciones del C4. El tema central fueron las implicaciones del nuevo sistema penal acusatorio en la seguridad privada. La ponencia estuvo a cargo del Dr. Dante Schiaffini Barranco, prestigiado académico universitario y ex director de varias instancias gubernamentales enfocadas en la seguridad.

Entre otras reflexiones, el Dr. Schiaffini comentó que “Si se llega a fortalecer el proyecto y llega a ver la luz el proyecto de la Ley General de Seguridad Privada, habrá de reformarse previamente el art. 73 Constitucional en donde se otorga facultades al Congreso para legislar en materia de seguridad privada. Hay preocupación porque los particulares que contraten servicios de empresas que no cuenten con los permisos y la autorización correspondiente, serán solidariamente responsables de la comisión de infracciones”.

Habló también sobre nuevas consideraciones y atribuciones que tendrán, por Ley, los elementos de las empresas de seguridad. Y finalizó así: “Déjenme decirles que esto del contenido del Código Nacional de Procedimientos Penales habrá de despertar el interés de los abogados por volver a estudiar y volver a escribir sobre esto de la materia penal, porque los principios y todo lo que aprendimos en las obras de nuestros grandes maestros va a quedar, yo creo, en desuso”.

¿QUÉ ES EL C4?

En diciembre de 2009 inició la operación del Centro de Atención a Emergencias y Protección Ciudadana de la Ciudad de México, el ya famoso C4, pilar del programa “Ciudad Segura”. En el interior de este edificio, un verdadero bunker en la Delegación Venustiano Carranza, pueden ser monitoreadas las más de 8 mil cámaras colocadas en la vía pública, en puntos estraté- gicos de la ciudad, además de las 5 mil 304 cámaras de videovigilancia instaladas en el STC Metro.

Además, desde aquí se transmite y recibe información de las cámaras de tránsito y  las de reconocimiento de placas vehiculares. El C4 puede dar seguimiento a delitos de alto y bajo impacto, faltas cívicas, emergencias, urgencias médicas y servicios urbanos. El edificio cuenta con espacios para dependencias locales y federales relacionadas con la seguridad pública, protección civil y la atención a emergencias, un auditorio, helipuerto, estacionamiento, modernos sistemas de control de acceso y un Centro de Monitoreo con 132 posiciones de despacho.

En el C4 labora personal del Centro de Atención a Emergencias y Protección Ciudadana de la Ciudad de México y también despachadores de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, de la Procuraduría General de Justicia, de la Secretaría de Protección Civil, del H. Cuerpo de Bomberos, el Sistema de Aguas de la ciudad, de la Secretaría de Obras y Servicios y hasta del STC Metro, entre otras. Todas las instituciones tienen presencia las 24 horas, los 365 días del año.

Y es precisamente por eso que el edificio del C4 está provisto de la tecnología más avanzada para permitir y asegurar su operación ante catástrofes mayores. El C4 trabaja en conjunto con los otros 5 centros de Comando y Control, denominados C2, que hay en la ciudad. Su objetivo es coordinar a las diferentes autoridades ante desastres naturales como sismos o inundaciones, o en colapso de estructuras y erupciones volcánicas.

El C4 es un edificio inteligente que cuenta con 180 cámaras de seguridad, más de 600 equipos de cómputo, sensores de intrusión, sensores de movimiento y de gas. Está equipado con lo más moderno en sistemas de cartografía, monitoreo, despacho y vinculación operativa. Cuenta con herramientas que le permiten hacer el registro y aná- lisis dinámico de las llamadas de denuncia y emergencia del 066 y 089 en tiempo real, así como detectar patrones de conducta en la delincuencia.

El C4 cuenta con la integración de información de instituciones policiacas, de protección civil y de salud, con la finalidad de explotar bases de datos para producir mapas y árboles delincuenciales con base en ligas de datos. Actualmente se trabaja en la sincronización de la alerta sísmica con en el sistema C4 de videovigilancia, y así poder usar los altavoces habilitados en siete mil 400 cámaras instaladas en la ciudad.

El sistema arrancará el próximo el 19 de septiembre, durante el megasimulacro por el 30 aniversario del sismo de 1985. Cada bocina tiene un alcance superior a 200 metros y un sonido fuerte que cubrirá la mayor parte de la ciudad.