El pasado 17 de octubre del presente año, el Inegi elaboró un comunicado de prensa en el que dio a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), durante la primera quincena de septiembre de 2018.

En este vigésimo primer levantamiento de la ENSU, el 74.9% de la población de 18 años y más considera que vivir en su ciudad es inseguro. La percepción social de inseguridad resultó mayor en las siguientes ciudades: Ecatepec (Edomex), Villahermosa (Tab.), Reynosa (Tamps.), Cancún (Qroo.), Fresnillo (Zac.) y Tapachula (Chis.). El comparativo entre junio de 2017 y septiembre de 2018 permite ver que la percepción de inseguridad continuó siendo mayor en el caso de las mujeres con 79.7%, mientras que para los hombres fue de 69.2 por ciento.

La encuesta deja claras las principales preocupaciones que viven los ciudadanos en su vida cotidiana. El 81.7% de la población siente inseguridad en los cajeros automáticos localizados en la vía pública, 75.1% en el transporte público, 69.9% en el banco y 67.8% en las calles que habitualmente usa.

Entre otras cosas, la percepción que se tiene sobre el desempeño de la policía afecta la sensación que se tiene de inseguridad por temor al delito, así como las expectativas que tiene la población sobre la seguridad pública. Por el momento, la expectativa social sobre la seguridad pública, para septiembre de 2018, señala que el 33.2% de la población de 18 años y más consideró que en los próximos 12 meses la situación de la delincuencia en su ciudad seguirá igual de mal. Del mismo modo, 25.1% de la población refiere que la situación empeorará en los próximos 12 meses. Si a esto le añadimos que respecto a las corporaciones policiales el desempeño “muy o algo efectivo” en sus labores para prevenir y combatir la delincuencia fue: Marina (85.8%), Ejército (82.4%), Gendarmería Nacional (69.2%), Policía Federal (64.4%), Policía Estatal (48.6%), y Policía Preventiva Municipal (38.6%), queda claro que institucionalmente, en la parte civil, aún hay un largo camino por recorrer.

En este contexto, la semana pasada, Morena presentó, en la Cámara de Diputados, la iniciativa que busca transformar las dependencias de la administración pública federal y, en especial, crear la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil. La iniciativa propone que todas las funciones de seguridad y protección civil que actualmente tiene la Secretaría de Gobernación pasen a la nueva dependencia. Adicionalmente, también se le transfieren las relativas a la seguridad nacional y la protección civil de la población en casos de desastres naturales.

La nueva Secretaría será responsable de proponer al Ejecutivo federal la política criminal y las medidas que garanticen la congruencia de ésta entre las dependencias de la administración pública federal, así como la coordinación entre las mismas para alcanzarla. Todo esto, “con pleno apego a los derechos humanos y las libertades fundamentales”.

La iniciativa precisa que esta dependencia será la encargada de organizar, dirigir y supervisar a la Policía Federal. El objetivo es salvaguardar la integridad y el patrimonio de las personas, así como prevenir la comisión de delitos del orden federal; al mismo tiempo, estará encargada de garantizar el desempeño honesto de su personal y aplicar su régimen disciplinario.

Por otro lado, el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) se transformará en el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), con el propósito de cancelar “de tajo, cualquier uso faccioso, creando un órgano del Estado mexicano que integre todas las áreas correspondientes del gobierno federal en una dinámica coordinada, planificada y sistemática, no reactiva, que cumplirá funciones propias y exclusivas”.

Para atender la problemática de seguridad en el país, es necesario que estos cambios federales prevean financiamientos a las policías locales en el PEF2019. La ENSU de septiembre 2018 nos deja claras las preocupaciones de la sociedad en este ámbito. Es necesario abrir un espacio de diálogo que ayude a afinar la propuesta. En este tema puede irse el destino de la administración federal entera. Hay que entrarle todos a ayudar.

Septiembre-octubre 2018