Ring ha aludido a su capacidad de mejorar la seguridad a través de sus timbres y cámaras. Algo que parece no ser del todo así.

Es lógico que una empresa que se dedique a comercializar cámaras de seguridad y timbres presuma de mejorar la segurida de sus clientes. No obstante, Ring ya ha ido en varias ocasiones un paso más allá, lanzando campañas publicitarias que daban a entender que Ring reduce la criminalidad.

Puede sonar todavía más lógico; si hay más seguridad en las casas, habrá menos robos y por lo tanto habrá menos criminalidad. No obstante, la realidad parece ser bastante más diferente; no, Ring no reduce la criminalidad como intenta hacernos creer en sus anuncios.

Una investigación de NBC News ha desgranado este hecho y después de realizar entrevistas a más de 40 agencias de orden público, han llegado a la conclusión de que los reclamos de la firma no se basan en evidencias concretas. Y aunque estas cámaras y timbres puedan realmente ayudar a resolver delitos, no suponen una rebaja significativa de la criminalidad.

Primero necesitamos antecedentes. ¿Qué reclamos ha hecho Ring para asegurar que sus productos reducen la criminalidad? La compañía que Amazon compró en 2018 ha lanzado diversas campañas de publicidad, entre ellas un vídeo promocional centrado en la ciudad de Winter Park, Florida.

En el metraje se puede ver al jefe de policía Michael Deal decir lo siguiente: “Tenemos cámaras Ring en nuestra comunidad. Y entendemos el valor de esas cámaras para ayudarnos a resolver crímenes”. Esta es la primera duda, ya que según adelanta la misma NBC News, el Departamento de Policía de esa comunidad no ha realizado ni un solo arresto facilitado por imágenes obtenidas con cámaras Ring.

La firma a su vez promete hacer los vecindarios más seguros. Para ello tiene en su haber la iniciativa “Neighbors”, que se basa en la inscripción a más de 800 agencias de orden público tratándolos como socios. Les ofrece acceso a imágenes en vídeo grabadas por las cámaras a través de su app. Cita su propia investigación, alegando que la instalación de sus cámaras reduce los robos en más de un 50%.

Las cifras son variadas. De las 40 agencias, 3 aseguraron que la facilidad con la que el público puede compartir vídeos de Ring implica que los oficiales dedican su tiempo a revisar clips de temas no criminales. Estos asuntos van desde animales salvajes hasta peleas entre vecinos que no tienen connotaciones delictivas. Especialmente, negaron que esta avalancha de imágenes condujera a identificaciones positivas de sospechosos o arrestos, siendo estos casos la excepción.

Otras 13, incluida la misma Winter Park mencionada anteriormente, dijeron que habían realizado 0 arrestos como resultado de las imágenes de Ring. Otras 13 sí pudieron confirmar arrestos realizados después de revisar estas imágenes, pero otras 2 ofrecieron estimaciones. El resto, incluidas agencias de Phoenix (Miami) y Kansas City (Missouri) dijeron que no sabían cuántas detenciones se habían producido fruto de su relación con Ring, a pesar de haber estado más de un año asociadas a la empresa.

Es cierto que una cuarta parte de las agencias policiales con las que habló la NBC aseguraron que las cámaras podían disuadir de un posible delito. Pero nunguna tenía datos para vincular la caída general de los delitos contra la propiedad por su trato con Ring. Ninguno, además, dijo que se recopilaban datos para medir el impacto de su asociación con Ring, ya sea en términos de reducción o disuasión de delitos.

Por si fuera poco, ni Amazon ni Ring dejan claro este tema. Amazon se negó a compartir cualquier información sobre cómo Ring ha impactado en el robo de paquetes de Amazon. Ring, por su parte, asegura que no sabe cuán efectivas son sus propias cámaras para captar el robo, y mucho menos para identificar a sus sospechosos.

Estas declaraciones vienen por parte de una portavoz de Ring, Morgan Cullberston. “No rastreamos los robos de paquetes en Ring y remitimos a la policía local estos números”. La falta de pruebas de que Ring esté reduciendo el crimen se suma a los problemas que la misma firma ha tenido en varias ocasiones. No son pocas; ha habido problemas con contraseñas, oleadas de ataques hackers perturbadores e incluso ha recibido peticiones de cierre por parte de empleados de Amazon.

Otrros datos reveladores se remontan a años atrás. En comunicados de prensa, Ring afirma que “un vecindario de Los Ángeles vio una disminución del 55% en los robos de viviendas después de que se instalaron timbres en solo un 10% de las viviendas”. Ring, no obstante, declinó junto a Amaozon las solicitudes de datos ssobre la metodología el análisis de cómo se llegó a esa conclusión.

En octubre de 2018, la revista MIT Technology Review concluyó que “incluso si los timbres tenían un efecto positivo, parecía no durar”. En un correo, un portavoz del Departamento de Policía de Los Ángeles no cuestionó las conclusiones del medio, y e negó a caracterizar la efectividad de Ring. Tampoco firmó un contrato con la compañía.

Algo muy similar pasó con Newark, Nueva Jersey. En 2018 Ring hizo afirmaciones similares a las anteriores, asegurando caídas espectaculares en la tasa de robos. El Departamento de Policía del lugar repitió las afirmaciones del sitio web, de nuevo, sin dar pistas sobre cómo se hizo el análisis. La portavoz del departamento, Catherine Adams, aclaró que la agencia “no captó información alguna sobre un grupo de control o cuántas cámaras de Ring se instalaron”. Y así, existen casos muy similares con pequeñas variaciones.

La investigación también cita un problema de las cámaras Ring: su diseño. Lea Hayes, un criminólogo de la Universidad de Florida que investiga el robo de paquetes para el Consejo de Investigación de Prevención de Pérdidas, dijo que el mejor elemento disuasorio para evitar el robo de paquetes era colocarlos en sitios que no se pudieran ver por la carretera. Otro era “aumentar el riesgo percibido de ser atrapado”. Y aquí las cámaras Ring tienen un problema.

Su diseño es demasiado discreto. “Hay que saber que está ahí y reconocer qué es. Ring es prometedora pero sus cámaras no se notan fácilmente”. Y es cierto; solamente con ver las imágenes de las cámaras nos damos cuenta de que para que sean realmente visibles nos tenemos que fijar en que están ahí.

A finales de diciembre de 2019, Ben Stickle, profesor de justicia penal en la Universidad Estatal de Middle Tennessee publicó 2 estudios académicos de imágenes de video de la cámara para el porche de Ring. Analizaron unos 67 vídeos que él y su equipo encontraron. Descubrieron que la mayoría de los delincuentes ni se daban cuenta de la presencia de las cámaras.

Es importante que en caso de que quieras basar tu compra de un producto en cifras de estudios, busques e investigues y no te dejes guiar por datos oficiales de la marca si no están perfectamente contrastados y establecidos de forma transparente. Es cierto que el tener una cámara de seguridad hará de tu casa un lugar más seguro; pero desde luego no rebajará el crimen de tu barrio, al menos de forma tan drástica.

 

Enero-febrero 2020