A finales del pasado mes de mayo se realizó la reunión mensual de la Asociación Mexicana de Especialistas de Seguridad Integral (AMEXSI), en donde representantes de todos los niveles de la cadena de suministro, dialogaron sobre los principales retos que enfrenta el sector del transporte de mercancías, así como de las estrategias para garantizar la seguridad y la preservación de la carga.

La mesa de debate estuvo compuesta por empresarios de los cinco niveles de la cadena de custodia de transporte de mercancías. Los empresarios del sector transportista estuvieron representados por Ernesto Menéndez Meneses, los de servicio de custodia por José Luis Alvarado Martínez, Director de Custodias PAPRISA, y por Jorge Romo Pérez, Director General de de LK (Laadu Kalmekak). Las empresas de monitoreo estuvieron representadas por Erik Cuenca Gurrola, Director General de Ranger Swat.

También  estuvieron presentes representantes de los usuarios finales, Óscar Andraca Ayala, director de seguridad de INGRAM y Gilberto García Vicente de Qualamex. En representación de la autoridad federal asistió Verónica Torres Landa, directora general adjunta de la unidad de prevención de la violencia y el delito de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

Según la funcionaria, uno de los principales problemas que enfrentan los empresarios al momento de sufrir un incidente de robo es el desconocimiento, explicó que en la dependencia se reciben llamados de emergencia, pero al momento de solicitarles detalles, tanto de la unidad como de la ubicación y tiempo del incidente, no logran responder con precisión y esto complica la respuesta de las autoridades.

“Hemos respondido a las necesidades de los empresarios apoyando acciones como el Programa Escalón, impulsado por Policía Federal, y el Programa Carretera Segura, en el que la secretaría colabora con el gremio empresarial, con CANACAR y ASUME, por ejemplo”.

De acuerdo con los panelistas, las medidas más importantes para garantizar el éxito en el transporte de mercancías recaen en la comunicación interinstitucional, así como en la creación de protocolos que impidan actos imprudentes por parte de los operadores, así como identificar rutas de peligro o instalar tecnología de monitoreo al interior de las cargas.

Julio-agosto 2020