Aunque parezca un reto difícil, es importante que tenga las riendas de su dinero para sobrellevar momentos adversos.

La crisis provocada por el coronavirus ha sido, sin duda, una situación que afectó los bolsillos de las familias, sin embargo ante la incertidumbre que se vive tiene la oportunidad de reorientar sus ingresos y con ello tener el control de las mismas.

En este sentido, dicha crisis obliga a promover el buen manejo de las finanzas personales y con ello crear y fortalecer la cultura del ahorro, estas acciones le permitirán asegurar una estabilidad económica en su hogar.

“La situación de crisis actual ofrece una oportunidad de plantearnos ampliar nuestro conocimiento financiero y adoptar nuevas prácticas o hábitos que nos permitan mejorar nuestra situación financiera”, dijo Ana María Montes, directora de Consultoría Actuarial de Lockton México.

Por ello, recomendó analizar la forma en cómo se gasta, de modo que sus recursos se incrementen con el tiempo.

Esto, dijo, le facilitará la construcción de un patrimonio que le permita estar preparado ante cualquier eventualidad.

Es importante que al momento de ahorrar se establezca un objetivo, realizar el ahorro de manera sistemática y ordenada y diversificarlo a través de distintas alternativas de inversión.

“Existen instrumentos financieros que pueden ayudar a proteger o a incrementar el patrimonio que genere a través del tiempo: cuentas de inversión para un ahorro de corto, mediano y largo plazo; créditos con condiciones óptimas, y los seguros, los cuales permiten protegernos ante una pérdida financiera por la ocurrencia de un evento inesperado como el caso de la pandemia que estamos enfrentando en la actualidad”, agregó Ana María Montes.

De acuerdo con Lockton México, existen cuatro formas de comportamiento ante el gasto y el ingreso: precavido, el cual es reacio a invertir y evita riesgos; analítico, que es cuidadoso con sus gastos y busca mejores formas de invertir sus recursos; el impulsivo, que aprovecha las oportunidades de inversión pero gasta demás y por último, el derrochador el cual vive del crédito, gastando más de lo que tiene.

De acuerdo con el Banco de México (Banxico) cerca de 20 millones de mexicanos pagan tasas de interés de casi 70% por deudas con sus tarjetas de crédito y préstamos personales bancarios, por lo cual la mayoría de los mexicanos se encontrarían en el perfil impulsivo y derrochador.

Falta de ahorro, riesgo

A pesar de que el Covid-19 ha impactado de manera severa las finanzas y la economía de las personas, una encuesta realizada por Lockton arrojó que tan sólo 25% de los jóvenes millennials, están preocupados por el estado de sus finanzas personales, pues están centrados en los efectos más inmediatos y no en el impacto a largo plazo.

“Este factor corresponde a una falta de educación financiera, pues los individuos no conocen las alternativas que tienen disponibles para mantener y hacer crecer su patrimonio. Las personas que tienen mayores conocimientos financieros no solamente planean más, sino que tienen más probabilidades de contar con información de una gama más amplia de productos financieros, para generar ahorros y enfrentar las crisis de forma adecuada”, comentó la directora de la Consultoría Actuarial de Lockton México.

La clave está en los detalles

Un factor importante a la hora de reorientar sus finanzas personales se encuentra en cómo distribuye los gastos del hogar, si éstos realmente son necesarios y de aquellos de los que se pueda prescindir.

Actualmente la coyuntura que se vive por la contingencia obligó a una parte de trabajadores y estudiantes a realizar sus labores desde casa, ello como consecuencia trae el incremento en el uso de servicios como luz, Internet, agua, entre otros, por ello la plataforma AhorraSeguros.mx recomendó que, para el caso de servicios como Internet, televisión por cable o telefonía elija un proveedor que sea más económico al que actualmente tiene.

De igual forma, la plataforma resaltó la importancia de establecer los gastos fijos y variables, esto le permitirá organizar de mejor manera aquellos gastos que realiza en casa.

Otro elemento que le permitirá hacer frente a situaciones de imprevisto es la creación de un fondo de emergencias, ello con el fin de contar con un ingreso que le ayude a solventar eventos inesperados sin que utilice dinero que tenía contemplado para otras situaciones.

 

Julio-agosto 2020