Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp

RECOMENDACIONES PARA TENER UN BUEN MANEJO DE LAS FINANZAS FAMILIARES, BUSCANDO EL BIENESTAR DEL HOGAR

Según un estudio del Centro Nacional de Consultoría, solo 3 % de las personas ponen sobre la mesa temas como la economía y los gastos de sostenimiento del núcleo familiar.

La gran encuesta a la familia colombiana, realizado por el Centro Nacional de Consultoría, determinó que solo 3 % de las personas hablan de la economía y los gastos dentro del núcleo familiar. Es por esto que se hace imprescindible tratar la gestión de las finanzas y entender la percepción que los integrantes de las familias tienen sobre el dinero.

Expertos afirman que se debe crear un acuerdo base, definir eventos y metas, trabajar constantemente en la comunicación y establecer un sistema de administración.

“Se debe crear un presupuesto familiar en el que están incluidos los ingresos del hogar, los objetivos en conjunto como la educación de los hijos, la pensión, el próximo viaje, etc. Lo ideal es usar ese presupuesto como un instrumento de gestión para las finanzas en la casa. Realizarlo a principios de año es una excelente opción para asegurarnos de estar cumpliendo con lo trazado y así lograr una mejor salud financiera”, aseguró Juan Pablo García, Gerente y Cofundador de Tyba.

Inversión inmobiliaria o inmobiliaria. Tasa de préstamo hipotecario para vivienda. Ahorrar dinero para el concepto de jubilación. Pila de monedas en billetes internacionales con modelo de casa en la mesa. Fondo de crecimiento empresarial

Así se puede preparar el bolsillo para gozar responsablemente de la tan anhelada jubilación

Cuando algunas familias asumen el reto de ser padres, se recomienda invitar a iniciar una educación financiera con los hijos desde temprana edad. Por esta razón, se debe incluir a los niños en conversaciones sobre el dinero e implementar estrategias dependiendo de las etapas de desarrollo en la que se encuentren.

Según los expertos, puede trabajarse el autocontrol, que indudablemente es la base del ahorro y esto les permitirá que más adelante conserven mejor su dinero.

“Es fundamental que los hijos no vean que el tema del dinero es solo cosa de los papás, sino que es algo totalmente familiar. Adicionalmente, debemos motivarlos a que tengan un plan de ahorro o de inversión destinando un porcentaje de su mesada y también, una excelente estrategia es darles incentivos”, recomienda García.

Una vez definidos estos objetivos a nivel familiar, es necesario preguntarse: ¿cómo entra el dinero al hogar?, ¿cuánto gana cada miembro de la familia?, ¿cómo, cuándo y para qué sale el dinero?, ¿cuáles gastos son conjuntos y cuáles se asumen por separado?, ¿cuáles son las responsabilidades de cada uno?

Por último, pero no menos importante, ¿cuál es el sistema de administración de las finanzas dentro de la casa? Esto permite determinar si se gestionará una única cuenta para todos o se manejan cuentas separadas, manteniendo autonomía e independencia.

¿Cómo identificar si las finanzas familiares van por buen o mal camino?

Según los expertos, se debe saber en qué estado se encuentran las finanzas familiares y es necesario identificar si hasta el momento han ido por buen o mal camino, para poder identificar este estado tenga en cuenta:

Evaluar deudas o pasivos de la familia. En la medida que existan ciertas deudas, debe existir también un plan de acción dentro del presupuesto familiar para ir saldándolas en el tiempo y liberando la carga de intereses. Este es el primer paso para identificar el nivel de endeudamiento y encaminar las finanzas de una mejor manera.

Analizar el flujo de caja. En este punto se debe observar si los ingresos solamente alcanzan para los gastos del día a día y no se logra invertir en cosas como las metas de los hijos o del hogar. Si al momento de evaluar el flujo de caja mensual se evidencia que no es suficiente, la recomendación es encontrar eficiencias para acomodar los ingresos, el ahorro y la inversión con el fin de alcanzar los objetivos familiares.

Identificar el historial financiero del hogar. Aquí se debe dar una mirada atrás y ver si la familia ha alcanzado sus metas conjuntas. Por ejemplo, si desde hace diez años se lleva planeando un viaje y no se ha podido realizar porque se han tenido más deudas que ingresos, evidentemente hay un problema de planificación y se debe procurar adoptar el hábito de la disciplina con el presupuesto.

Contáctanos

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Mensaje