Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en google
Compartir en email
Compartir en whatsapp

RECHAZA COPARMEX LEY DE ELECTRICIDAD

La energía se seguirá generando con procesos contaminantes que impiden reducción de costos.

Por Elías Medina

La iniciativa preferente recién aprobada por la Cámara de Diputados para reformar la Ley de la Industria Eléctrica enviada por el presidente Andrés Manuel López Obrador afectará las futuras inversiones en energía energías limpias, y para el caso de los dos proyectos de Baja California Sur que están por iniciar operaciones y que tienen planeado ciertos flujos de inversión también se pudieran ver afectados, aunque se descarta la posibilidad de que a causa de esta reforma se cancelen, señaló el dirigente estatal de la Coparmex Gustavo Díaz.

El líder del sindicato patronal lamentó la iniciativa y dijo ver un doble discurso del presidente, quien hace apenas unos días vino a Baja California Sur a inaugurar plantas generadoras de electricidad que funcionarán con gas licuadoproducido por la iniciativa privada, que surtirán de este combustible a la Comisión Federal de electricidad, empresa que para tal efecto ya está modificando sus generadoras para que dejen de usar diésel y combustóleo, una medida que permitirá la reducción en la emisión de contaminantes al ambiente y el abaratamiento en los costos, dijo.

INICIATIVA CONTRADICTORIA

Esta iniciativa de ley preferente del presidente resulta contradictoria, reiteró Gustavo Díaz porque implica una tendencia al consumo de hidrocarburos altamente contaminantes como Diésel y combustóleo, tecnologías que están siendo sustituidas en todo el mundo por fuentes menos contaminantes.

Afirmó que de ser aprobada por el Senado, esta ley va a repercutir en futuras inversiones en el país debido a que el costo en la energía no va a disminuir: No es una ley que venga a fortalecer el desarrollo económico de México, por el contrario, afirmó.

AFECTARÁ PROYECTO DE BCS

Con todo lo anterior descartó la posibilidad de que los dos proyectos de generación de energía que se construyen en el estado, uno con gas natural y otro con energía eólica pudieran ser cancelados, aunque no descartó que resulten afectados una vez que su electricidad ya no será preferente para ser utilizada por la Comisión Federal de Electricidad.

Sobre este mismo tema, el diputado federal Rigoberto Mares Aguilar calificó de desafortunado lo que sucedió en la Cámara de Diputados; Informó que su voto fue en contra de esta iniciativa preferente, porque con ello se condena a los mexicanos a consumir energía eléctrica contaminante y más cara, y aunque el gobierno federal argumente que habrá un subsidio para no elevar los costos en el recibo de la luz, en los hechos este subsidio también habrá de ser pagado por el bolsillo de los mexicanos vía los recursos públicos que provienen de los impuestos.

En ese mismo tenor, el legislador afirmó que esta ley no sólo va en contra del desarrollo sustentable sino también en contra de los bolsillos de los ciudadanos porque privilegia que sean las centrales de la Comisión Federal de Electricidad las que despachan primero la energía, que casi en su mayoría proviene de combustibles fósiles.

Está comprobado, dijo, que esta energía no solamente es más contaminante sino también más costosa, añadió.

Es un freno unas a la inversión en energías limpias, y aunque se respete el compromiso del presidente de no subir la electricidad a través de subsidios, en los hechos los recursos de este subsidio también serían provenientes de los impuestos que paga la ciudadanía, concluyó.

En Baja California Sur hay dos proyectos de generación de energía limpia que en este mismo año iniciarán operaciones; una Planta de Gas Licuado que se construye en el puerto de Pichilingue con capacidad para suministrar 105Megawatts y que habrá de iniciar operaciones en mayo próximo, construido por la empresa New Fortress Energy y una inversión de 280 millones de dólares, según ha informado el gerente general de la Administración Portuaria Integral de Baja California Sur José López Soto.

El primer embarque de gas llegará el mes de mayo vía marítima, en un buque de gran calado que se fondeará en la bahía y desde donde otra embarcación de menores dimensiones llevará el gas a la planta de Pichilingue para su distribución en el estado.

Los 105 mega watts que producirá esta planta se subirán a la red de la CFE, con líneas y postería que actualmente se están colocando a un costados de la carretera La Paz-Pichilingue.

 

 

 

 

 

Contáctanos

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Mensaje