El principal reto que deben cumplir tanto empresas como gobierno ante la entrada en vigor del nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) “es en materia de Estado de derecho”, aseguró el presidente de la International Chamber of Commerce México (ICC México), Claus von Wobeser.

En videoconferencia expresó que el actual gobierno ha demostrado su apuesta por el comercio exterior y por mantener el libre mercado con Norteamérica y diversas regiones del mundo, por lo que también “deberá apostarle al Estado de derecho, pues con eso se saldrá más rápido de la actual crisis económica. Sabemos que no será rápido, sino difícil, pero será una luz a final del túnel.

Recordó que en el tratado hay diversas disposiciones que las empresas deberán cumplir, principalmente en materia de libertad sindical y laboral, pero que representa una oportunidad para mejorar el trabajo en el país, por ello las compañías deben enfocar sus esfuerzos en el cumplimiento de estas nuevas disposiciones.

Entre los principales cambios que reconoció el directivo son las medidas para prevenir y combatir actos de corrupción respecto a cualquier asunto comprendido en el Tratado.

Existe la necesidad de desarrollar la integridad dentro de los sectores público y privado y que cada sector tiene responsabilidades complementarias al respecto”, sostuvo.

Modernizar

También comentó sobre la modernización en las aduanas, donde se promueve el uso de la tecnología y de desplazar los antiguos certificados físicos, cuyo llenado será dentro de la factura, con datos mínimos como, por ejemplo, en la declaración.

En materia de propiedad intelectual, dijo que ayudarán a poner al día las leyes mexicanas, ya que disposiciones novedosas que han probado ser detonadores de la inversión y crecimiento económico y que ahora se plasmará en las normas nacionales, para los generadores de innovación, para los derechos de autos, así como para las plataformas digitales.

Claus von Wobeser mencionó que el nuevo T-MEC llevará a detonar el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) para que tengan una mejoría más rápida con este nuevo marco jurídico, además se promoverá más la educación digital, el desarrollo sustentable, la participación juvenil y la innovación conjunta.

Finalmente, comentó que como piedra angular para la resolución de conflictos derivados de la interpretación del tratado internacional, se introdujeron requerimientos que permitirán entre otras cuestiones, que los árbitros se excusen de participar en una controversia si ya forman parte de otra en el caso de empresas y/o personas físicas en contra del Estado, para evitar conflictos de interés.

Beneficios del acuerdo en 4 años

El crecimiento económico, un alza en las exportaciones mexicanas y los beneficios para las industrias y la sociedad por el tratado comercial entre México, Canadá y Estados Unidos “se verá en un periodo de 4 a 6 años”, dijo Leticia Armenta, académica e investigadora del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey.

Recordó que el tratado tienen un periodo de implementación, por lo que primero las compañías exportadoras y los gobiernos deberán adecuar sus procesos para cumplir las nuevas reglas, aunado a que la pandemia de COVID-19 interrumpió procesos productivos y mermó el comercio exterior y detuvo las economías.

La investigadora recordó que la duración implica que durante este sexenio los esfuerzos se centren en ir cumpliendo cada uno de los retos que se tienen por delante.

La elevación del contenido regional para diversas industrias tienen un periodo de cumplimiento; el reto es qué tanto y qué tan rápido se pueden sustituir insumos importados que no son de la región, que se atraigan más inversiones, por eso estimamos que eso llevará hasta seis años”.

Recordó que cuando se concluyó el tratado se anticiparon crecimientos basados en ese momento, de 2018. Sin embargo, el país no creció en 2019 y la pandemia de coronavirus tampoco permitirá tener nuevas proyecciones por el momento.

Ya había retos por cumplir, pero la crisis sanitaria agrega otros e el curso previsto y la situación en materia comercial”, comentó la especialista.

Armenta enfatizó que se debe trabajar en cuatro aspectos, siendo primero en la estructura laboral, y luego en temas como la productividad, medidas ambientales y derechos de propiedad industrial.

 

Mayo-junio 2020