Ante la denuncia de los comerciantes del centro de Culiacán del aumento de robos a negocio y asaltos en el primer cuadro de la ciudad, el alcalde Jesús Estrada Ferreiro respondió que no es responsabilidad del gobierno hacerse cargo de la seguridad de los establecimientos.

El primer edil recomendó a los comerciantes que si están sufriendo de robos al interior de sus negocios contraten seguridad privada, y si el problema es por las noches, que contraten veladores.

Subrayó que no se trata de una situación generalizada de inseguridad, sino que es grilla de los comerciantes que buscan hacer quedar mal a su administración.

A pesar de esto, Estrada Ferreiro aclaró que en lo que respecta a la seguridad en la vía pública seguirá actuando la secretaria de seguridad pública municipal, reforzando los recorridos de vigilancia para que los visitantes del centro se sientan seguros.