• El 20 de octubre de 2020 iniciará operaciones el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México gracias a que el Proyecto se encuentra en tiempo. Se han alcanzado cada uno de los objetivos programados en su ruta crítica a un año del anuncio, lo cual ha permitido iniciar trabajos en el sitio este mismo año.

• La ruta crítica del Proyecto establece dar cumplimiento a 20 actividades críticas previo al arranque de obra, mismas que fueron completadas en los tiempos establecidos. Estas actividades pueden agruparse en cuatro grandes categorías: Acciones para garantizar la factibilidad técnica del Proyecto, acciones para asegurar una administración efectiva del Proyecto, acciones para el correcto diseño del Proyecto, y acciones de beneficio social.

1. Acciones para garantizar la factibilidad técnica del Proyecto: se obtuvieron las aprobaciones de MITRE y la OACI –máximos organismos internacionales en materia aeronáutica- validando la aeronavegabilidad; se concluyeron 38 estudios de factibilidad que abarcan desde aspectos aeronáuticos hasta ambientales; se concluyó el desarrollo de un pre-plan maestro que permitió obtener una configuración general del Nuevo aeropuerto; y se firmó un convenio con la IATA para contar con la asesoría técnica que permita el desarrollo de un aeropuerto de clase mundial, entre otras acciones. La suma de todos estos elementos permitieron contar con la solidez técnica para avanzar en los trabajos de planeación y diseño, etapas precursoras a la construcción.aeropuerto

2. Acciones para asegurar una administración efectiva del Proyecto: la ejecución de un proyecto de esta magnitud y complejidad, encaminado a la construcción de un hub competitivo global, implica la coordinación de más de mil contratos de manera simultánea, 20 mil trabajadores en la obra, y procesar más de 8 millones de decisiones a lo largo del proyecto, demanda la creación de una organismo dedicado en su totalidad a ello. A raíz de esto, se modificó el mandato del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) y se le dotó de una estructura orgánica con el objeto coordinar los trabajos necesarios. Asimismo, el proyecto requería de una estrategia financiera que asegurara los flujos de recursos de acuerdo al programa de ejecución y minimizara el uso de fondos públicos. Para ello, se desarrolló un plan financiero que ha permitido garantizar los recursos necesarios y captar mil millones de dólares de la banca gracias a la naturaleza autofinanciable del Proyecto. Se negoció con la banca nacional y extranjera una línea de crédito adicional por dos mil millones de dólares, que será firmada en un corto plazo. Estos recursos (tres mil millones de dólares en total), más las aportaciones del Gobierno Federal (PEF), y los ingresos generados por el AICM, permiten garantizar las necesidades de recursos económicos presupuestados para la obra para los años 2015, 2016 e inicio del 2017. Página 2 de 4 Por otra parte, se constituyó un fideicomiso de administración y pago en Nacional Financiera (NAFIN) para la administración de los recursos, y se firmaron convenios de apoyo con instituciones como la OCDE, para guiar la gestión del proyecto dentro de las mejores prácticas internacionales. Finalmente, se obtuvieron en tiempo y forma, las concesiones y autorizaciones correspondientes para poder iniciar obra, como es el caso del título de concesión a favor del GACM para el desarrollo y operación del Nuevo Aeropuerto, así como la autorización de la Manifestación de Impacto Ambiental, y el cumplimiento de 20 condicionantes asociadas a la misma.

3. Acciones para el correcto diseño del Proyecto: se requería de la integración de un equipo técnico altamente especializado y con experiencia probada en el desarrollo de grandes aeropuertos. Para ello, se seleccionaron a las mejores empresas a nivel mundial como: o Parsons como Gerente Integrador del Proyecto, con experiencia probada a través del desarrollo de 450 aeropuertos como los de Abu Dhabi, Miami e Incheon. o Fernando Romero y Norman Foster, este último reconocido como el mejor arquitecto de aeropuertos del mundo con más de 48 años de experiencia, 650 premios internacionales y experiencia en el desarrollo arquitectónico de los aeropuertos de Hong Kong, Beijing, Kuwait y Panamá. o Netherlands Airport Consultants (NACO), como el ingeniero maestro, con experiencia en el desarrollo de más de 500 aeropuertos a nivel mundial. o ARUP, el desarrollador del Plan Maestro, con más 50 años de experiencia en aeropuertos como Hong Kong, Dubai, Heathrow y Abu Dhabi.

4. Acciones de beneficio social: como se estableció desde su inicio, el Proyecto tiene un objetivo social cuya meta es mejorar la calidad de vida de millones de familias que habitan la zona. Para ello, se desarrolló un Plan Maestro Hidráulico, que con una inversión de 19 mil millones de pesos, permitirá eliminar el riesgo de inundaciones en la zona oriente del Valle de México; se elaboró un Plan Maestro Ambiental que permitirá rescatar una zona degradada a través de la reforestación de más de 5 mil hectáreas, la creación de más de 2,700 hectáreas de cuerpos de agua, entre otras acciones. Con base en un trabajo cercano a la población, se ha logrado mantener una estabilidad social, que se ha visto reflejada en niveles de aceptación cercanos al 70% de la población que habita la zona metropolitana, medidos a través de encuestas que han sido realizadas para tal efecto. Los habitantes de las zonas aledañas se encuentran convencidos de los beneficios presentes y futuros que traerá para sus familias el Nuevo Aeropuerto, que incluye el impulso de proyectos productivos con un alto beneficio social, y que ha generado ya más Página 3 de 4 de mil empleos temporales para los habitantes de los ejidos colindantes, además de los 160 mil que habrán de crearse en la etapa de construcción.aviones-41

La integración de los componentes antes descritos, se concentran en un agresivo programa de trabajo atendiendo las fases de planeación, diseño y construcción, y cuyos objetivos se han cumplido de acuerdo a lo programado:

• Planeación y Diseño: para cumplir con las metas propuestas, establecimos una estrategia de trabajo simultaneo que permitirá completar los proyectos ejecutivos requeridos para la ejecución de la obra, en un periodo promedio de 18 meses -tiempo menor a un proceso secuencial que regularmente toma de 36 a 48-. Bajo esta metodología, el Arquitecto, el Ingeniero y el Planificador Maestro, trabajan de manera paralela la configuración general del aeropuerto, el diseño arquitectónico y el desarrollo de las ingenierías de todos los elementos del aeropuerto: terminal, torre de control, pistas y edificios de apoyo. Con esta dinámica se ha concluido el Plan Maestro y los trabajos de ingeniería para comenzar los procesos licitatorios de nivelación del terreno en septiembre y de cimentación en noviembre de este mismo año. Bajo la misma lógica de trabajos simultáneos, mientras se trabaja en la preparación del sitio y cimentaciones, se concluirán los proyectos ejecutivos en 2016, para iniciar la obra de la terminal, torre de control y edificios de apoyo. Para garantizar que el nuevo aeropuerto sea eficiente en cuanto a sus operaciones, rentable y seguro -elementos necesarios para ser un Hub competitivo a nivel mundial- se ajustó su diseño con base en los requerimientos de las aerolíneas, autoridades, y operadores, entre otros. A través de 190 mesas de trabajo, estos requerimientos han sido recopilados y analizados con el gerente del proyecto, el arquitecto y el ingeniero maestro. Estas acciones permitieron validar la capacidad requerida y fases de expansión para los próximos 50 años; la mejor ubicación del centro de carga, hangares, instalaciones de apoyo y transporte masivo; los flujos de pasajeros; el sistema de manejo de equipaje; entre otros, que nos permitirán contar con un aeropuerto a la medida de las necesidades y aspiraciones del país. Los avances que hemos alcanzado en todos estos componentes, nos han permitido pasar de la etapa de planeación y diseño, a la de construcción.

• Preparación del sitio y construcción: de manera similar al diseño, la estrategia implementada para la construcción parte de una agresiva agenda de trabajos, que toma como base las mejores prácticas internacionales en materia de control, eficiencia, transparencia y competencia en el desarrollo de megaobras de infraestructura. Dicha estrategia consiste en dividir los trabajos de construcción y equipamiento en paquetes agrupados por características técnicas, secuenciados de acuerdo a las fases de obra. De esta forma, el 8 de julio pasado, se dieron a conocer los Página 4 de 4 21 paquetes de obra que serán licitados a partir de septiembre de 2015 y que permitirán concluir el aeropuerto en los tiempos planeados. Para estar en condiciones de iniciar los trabajos de acuerdo a lo antes descrito, se requería acondicionar el sitio, por lo que desde el segundo trimestre de 2015, se iniciaron los trabajos en el mismo. Actualmente más de mil personas de los ejidos aledaños laboran en el sitio realizando tareas de limpieza y preparación para la obra; seguridad y conectividad. Los trabajos de limpieza y preparación, son indispensables para iniciar los trabajos programados hacia finales de este año. Entre muchas otras acciones se encuentran:

• La extracción de cerca de 500 tubos que se utilizaban como pozos para extraer agua salada que servía para fabricar sosa cáustica.

• El retiro de 5,700 Km de mangueras de sistemas de riego por goteo.

• La construcción de 12 km de caminos para obra.

• El levantamiento topográfico y geodésico de 4,700 has.

• El inicio de la construcción de los 31 km de barda perimetral que resguardarán el sitio. Asimismo, en congruencia con el Plan de Obra, se iniciaron los trabajos de conectividad, con:

• La construcción de la autopista Pirámides –Texcoco, cuyo avance es del 40% a la fecha; y En cuanto a los trabajos del Plan Maestro Hidráulico:

• En 2014, se iniciaron 16 obras principalmente de desazolve y adecuación, de las cuales y de acuerdo a lo programado, se concluyeron 12 en dicho año y 4 continúan en 2015, habiéndose ejercido 1,800 mdp.

• En 2015, se han detonado importantes obras para incrementar la capacidad de regulación que se traducirán en una inversión de aproximadamente 2,300 mdp.

En suma, todos los trabajos se han realizado con absoluta transparencia, van en tiempo y de acuerdo a lo programado, con el objetivo de que el 20 de octubre de 2020 inicie operaciones el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

logo-grupo-consultores copia