Ciudad de México. A fin de reactivar a la industria hotelera a un 30 por ciento una vez que se establezca el semáforo sanitario naranja debido a la emergencia sanitaria por el virus Sars- Cov-2 en la capital del país, los empresarios del ramo presentaron hoy el protocolo que atenderá tanto a las necesidades de los operadores del servicio como de los visitantes.

Rafael García presidente de la Asociación de Hoteles de la CDMX, a la que se agremian 300 de los 600 hoteles con calidad turística que existen en la ciudad, indicó, que el manual elaborado conjuntamente con las grandes cadenas hoteleras asentadas en la capital se adecua a la nueva realidad con la que operara el turismo.

Por ello además de potenciar las medidas de prevención y reducción del riesgo de contaminación propia o ajena como la sana distancia y el lavado de manos  de forma constante y con una duración de entre 20 y 60 segundos como principal medida de prevención contra el COVID-19, aborda la estética que deberán seguir sus colaboradores, tema en el que varios elementos se tendrán que reducir durante los tiempos de pandemia, como son el uso de corbata o moño, barba o bigote, pelo largo suelto o uñas largas o postizas y el uso de joyería y otros accesorios.

Además considera fundamental la desinfección, constantemente de los lugares y superficies de mayor contacto, tales como mostradores de recepción en hoteles y otros comercios con servicio de cara al público, sanitarios, llaves de agua, lavabos y otras superficies de contacto ·

De la misma forma mesas, barras y mesas de producción en restaurantes y cocinas, agarraderas y manillas de carros y camiones, elevadores, computadoras, ventanas, manillas de las puertas, botoneras, pantallas táctiles de uso no individual, baños, herramientas o máquinas de uso colectivo, apagadores, entre otros.

Entre otros aspectos el protocolo destaca la limpieza y mantenimiento de textiles debido a que estos son una de las superficies donde más tiempo vive el virus Covid-19, razón por la que es necesario prestar especial cuidado a estos materiales.

Las recomendaciones en este sentido son retirar todo tipo de textil no necesario en esta actividad tales como servilletas, manteles, cojines, mantas, etcétera y sustituirlas por otros materiales.

Así mismo considera que la limpieza de sábanas, cortinas, uniformes, entre otros, se deberá realizar por cada grupo de textiles, mismos que primero tendrán que ser separados y guardados en bolsas que deberán permanecer cerradas tras ser retirados y lavados a más de 60°C .

Rafael García indicó que considera también la ubicación de acrílico en la recepción para proteger tanto al personal como a los turistas durante su registro, los productos sanitarios que se van a utilizar y que serán de la mejor calidad certificados por los proveedores.

De la misma forma la ubicación de señales en el piso para guardar un mínimo de 1:50 metros de sana distancia y cursos de capacitación sobre los productos e insumos que tendrán que incorporarse al servicio “y todos tanto los clientes como nosotros vamos a usar tapabocas”  apuntó.

Mayo-junio 2020