A días de reactivarse, preocupan los robos de vehículos en carreteras y trenes; la industria exige certeza para inversiones.

La industria automotriz, que está a días de reactivarse en México, va a comienza a surtir camiones llenos de autopartes o madrinas con vehículos recién armados, con el temor de que los roben en carreteras o arriba del tren.

Fausto Cuevas, director general de la Asociación Nacional de la Industria Automotriz (AMIA), expuso que en México se necesita contar con certeza en diferentes sectores para operar y atraer inversiones, pero principalmente en seguridad.

“Es muy importante el tema de seguridad, que cada vez se ha vuelto más relevante, que a todos nos preocupa y no sólo a la industria automotriz”, expuso.

En los cinco últimos años, el robo en caminos se incrementó más de 130 por ciento, afectando a todas las industrias; también dañó al sector automotriz con afectaciones en vehículos nuevos con el desvalijamiento de autopartes sobre trenes.

Óscar Albin, presidente de la Industria Nacional de Autopartes , dijo que la inseguridad que padecen las empresas en el país y todos los ciudadanos tiene efectos en fábricas. “Esto provoca incrementar costos de manufactura y producción”.

La Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) expuso, recientemente, que los robos volvieron a crecer en marzo pasado, respecto al mismo mes de 2019, una vez que comenzó la pandemia, aumentó el desempleo y el cierre de empresas.

“Las autoridades están más concentradas en el tema sanitario, pero no deben descuidar el transporte porque se puede afectar el abasto de alimentos, medicinas, equipo médico combustible, etcetera”, señaló Refugio Muñoz, vicepresidente de la Canacar.

El sector agropecuario que continuó operando como actividad esencial, se reunió con autoridades federales de seguridad para solicitar apoyo para la distribución.

“Vislumbramos una crisis de seguridad que provoque incrementos en los robos y saqueos, en todo tipo de delitos”, expuso Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario.

 

Mayo-junio 2020