Puebla, México.- Aproximadamente 136 empresas en Puebla ofrecen servicios de seguridad privada con su debido registro ante la secretaría de Seguridad Pública (SSP); sin embargo, existe un padrón clandestino de hasta 150 compañías del mismo giro, el cual opera fuera de la ley. Así lo señaló el presidente la Red Mexicana de Franquicias (RMF), Roberto Esquivel Ruiseco.

Por lo anterior, pidió al nuevo gobierno mayor regulación en el rubro, pues ante los niveles de inseguridad que prevalecen en el estado, la demanda de sus servicios es cada vez mayor.

Expuso que debido al alto índice de empresas de seguridad privada no registradas, no se tiene la certeza de quiénes son las individuos que laboran en ellas, ni el nivel de confianza que pueden ofrecer a sus clientes.

Esquivel Ruiseco indicó que se ha detectado que entre el personal de dichas compañías tienen antecedentes penales o laboran para organizaciones delincuenciales.

Utiliza las teclas de flecha arriba/abajo para aumentar o disminuir el volumen.

Dijo que algunas trabajan sin permiso, debido a que en Puebla se encuentra la mayor tarifa a nivel nacional, con un valor de 54 mil pesos anuales, en contras con Nuevo León, cuyo precio es de 18 mil pesos; en Jalisco, de 12 mil pesos; mientras que en el Estado y la Ciudad de México, el permiso tiene un costo de 4 mil y 2 mil 500 pesos, respectivamente.

Por último, el representante de las franquicias en Puebla señaló que también han muchas empresas de seguridad privada operan fuera de la ley porque cuentan con el “compadrazgo” de algún funcionario, por lo que confío que la nueva administración pondrá fin a esa clase de corrupción.

 

Julio-agosto 2019