El COVID-19 ha incrementado los riesgos de que las empresas sufran ataques dirigidos. Estas empresas proporcionarán el conocimiento y las soluciones de productos integrados necesarias para ayudar a los equipos de TI a implementar una estrategia de Confianza Cero que asegure los entornos de trabajo dinámicos.

El COVID-19 ha desencadenado un rápido avance hacia el trabajo remoto, desplazando personas y activos fuera de los límites del perímetro tradicional, incrementando los riesgos de que las empresas sufran ataques dirigidos. De hecho, según el informe Businesses @ Work (From Home) de Okta, los ataques de phishing han aumentado en más de un 600% desde finales de febrero, mientras que el FBI emitió una advertencia contra estas y otras estafas relacionadas con COVID-19.

En este contexto de alto riesgo, los equipos de seguridad y de TI han optado por el despliegue de soluciones de seguridad más robustas, pero sin contar con el conocimiento práctico necesario para su ejecución. Conscientes de ello, Okta, CrowdStrike, Netskope y Proofpoint están colaborando para ayudar a las organizaciones a implementar una estrategia de seguridad integrada y de confianza cero, necesaria para proteger los actuales entornos de trabajo dinámicos y remotos.

Okta, CrowdStrike, Netskope y Proofpoint están proporcionando a los profesionales de la seguridad y de las TI el conocimiento y las soluciones de productos integrados necesarias para gestionar la seguridad de los entornos de trabajo distribuidos, los cuales, se han convertido en permanentes debido a la pandemia. Juntas, estas cuatro tecnologías ofrecen los pilares básicos de una arquitectura de seguridad moderna y completa.

Así, estas compañías ofrecerán soluciones integradas, conocimientos avanzados y arquitecturas de referencia, además de las mejores prácticas de implementación, teniendo en cuenta la seguridad de los usuarios finales, los dispositivos, la red y los datos; demostrando los componentes fundamentales de un enfoque moderno de confianza cero.

“Los datos, los activos y los empleados van a seguir desplazándose más allá del perímetro de la oficina, por lo que es competencia de los responsables de seguridad saber y poder explicar a sus directivos quién tiene acceso a qué información, dónde se almacena y cómo se codifica. Al mejorar aún más nuestras integraciones con CrowdStrike, Netskope y Proofpoint, organizaciones de cualquier tamaño pueden beneficiarse de un conocimiento exhaustivo acerca de cómo implementar un ecosistema de seguridad moderno, centrado en la identidad y de confianza cero para satisfacer sus necesidades inmediatas aceleradas por la pandemia, y podría decirse que igual de importante, a prueba de futuro para lo que está por venir”, afirma David Bradbury, director de Seguridad de Okta

Por su parte, Amol Kulkarni, director de Producto de CrowdStrike, señala que “la plataforma Falcon de CrowdStrike ha sido diseñada específicamente para la nube con el fin de permitir a los clientes desplegar, gestionar y proteger sus cargas de trabajo a escala de forma sencilla y remota, independientemente de dónde se encuentre su personal. Estamos orgullosos de asociarnos con los líderes de la nube Okta, Proofpoint y Netskope para ayudar a los equipos de TI a implementar una estrategia de Confianza Cero que considera la figura del endpoint como una pieza esencial para permitir el acceso condicional y se mueve más allá del perímetro de la red para asegurar los entornos de trabajo dinámicos”.

Lamont Orange, Director de Seguridad de la Información de Netskope, añade que “la plataforma de seguridad en la nube de Netskope proporciona una visibilidad sin igual y una protección de datos y amenazas en tiempo real cuando se accede a los servicios en la nube, los sitios web y las aplicaciones privadas desde cualquier lugar y en cualquier dispositivo. Hemos ampliado el valor que le ofrecemos a nuestros clientes a través de integraciones con los mejores socios de su especialidad para proteger los dispositivos endpoint y extender de manera inteligente la gobernanza y el cumplimiento basados en la identidad”.

Finalmente, Ryan Kalember, vicepresidente ejecutivo de Estrategia de Seguridad Cibernética de Proofpoint, concluye señalando que “las personas son los principales objetivos de los atacantes, especialmente a medida que aumenta el número de usuarios que trabajan a distancia. La confianza cero ayuda a asegurar que el riesgo en el que pueda incurrir un solo usuario no se convierta en una brecha mucho más grande. Nuestro enfoque centrado en las personas ofrece protección contra los complejos ataques actuales dirigidos a las personas, defendiéndolas contra el phishing, el malware y el daño de las cuentas en la nube. Mitigamos los riesgos de seguridad más críticos con una visibilidad profunda de los usuarios con mayor riesgo, además de proporcionar una formación de concienciación vital para aumentar la resistencia de los usuarios”.

Mayo-junio 2020