Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en google
Compartir en email
Compartir en whatsapp

OBLIGA PANDEMIA A QUE EMPRESAS SE ADAPTEN Y EVOLUCIONEN: COPARMEX

No hay empresa que aguante más de un mes sin apoyos e incentivos reales

Por Carlos Águila Arreola

En Quintana Roo, un estado donde la mayoría de comercios se dedica al sector servicios, algunos han podido adaptarse a la contingencia creada por la pandemia del COVID-19, como los negocios fiscales, contables y legales, hasta las notarías, y algunos otros que han empezado a evolucionar en puntos de comercialización, pero depende mucho del giro y la parte de querer entrar a la tecnología digital y qué tanto se permite, o la parte de poder cambiar de giro, “que afortunadamente son los menos”, destacó Sergio León Cervantes, presidente en Cancún de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Aseguró que se requiere un rescate urgente para un sector que genera 85 de cada 100 empleos: el de micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes): “no hay empresa que aguante más de un mes sin apoyos e incentivos reales ante un fenómeno sin precedente, y si no hay apoyo desde el gobierno federal se desencadenará una situación económica terrible, por lo que el llamado de apremio es el mismo: se requiere un rescate urgente”.

“La turística es una industria que genera nueve por ciento del producto interno bruto (PIB) nacional. Somos Quintana Roo, donde directa o indirectamente se trabaja para y por el turismo, eso significa 15 billones de dólares, así que la importancia de que recuperemos la actividad turística es primordial”, dijo.

“Aquí en Cancún nunca se había visto algo así, nunca nos había tocado una pandemia, ni cuando los huracanes —rememoró—; las pequeñas empresas locales están siendo desafiadas financieramente debido a la pandemia, y con el distanciamiento social en práctica y muchas tiendas y restaurantes obligados a cerrar, hay mucha incertidumbre. Son muchos los compromisos económicos, como pagar impuestos, rentas, servicios, nóminas, pero con ganancia cero, por ello es urgente algún esquema de apoyo”.

Los únicos negocios abiertos son los de venta de comida, bajo condiciones específicas como extremar medidas de higiene y sólo con servicio a domicilio. El ramo restaurantero genera en Quintana Roo una derrama de 40.9 millones de pesos, equivalentes a 20 por ciento del PIB estatal y genera cinco mil empleos directos y más de 100 mil indirectos en los ramos industrial, comercial, agrícola, agropecuario y pesquero. La Coparmex aglutina entre 120 y 150 micro y pequeñas empresas, que integran a 20 mil colaboradores.

Sobre cómo se han adecuado durante la cuarentena y cuáles son las expectativas post coronavirus, explicó que “los negocios que han podido seguir operando son los que tienen que ver con la alimentación, la salud y medicamentos (farmacias); esos la van librando, pero hay otros que definitivamente, por el tipo de sector o servicios que ofertan, han sido nulos”.

El empresario añadió que hay de todo un poco, pero “definitivamente lo que sí tenemos todos es que usamos el instinto de supervivencia, todos estamos sobre él y luchando para poder continuar, para que “no nos venza el virus y podamos salir adelante”; en cuanto a la perspectiva después de la pandemia, sostuvo que dependerá de cada quien.

“Dependerá de cómo lo tomemos, de cómo tomemos las riendas precisamente del después de, yo lo llamo día después de… que ya vamos a poder ir abriendo (subiendo) las cortinas, pero tenemos que entender que será en forma gradual, así está pasando en el resto del mundo y no podemos sino ir retomando las operaciones y actividades gradualmente”.

Mayo-junio 2020

Contáctanos

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Mensaje