Es momento de desarrollar una estrategia de largo plazo en materia de seguridad pública, que se adapte a la realidad del país, y así la lucha contra la delincuencia, la violencia y el tráfico de drogas sea efectivo y genere un cambio verdadero, afirmó el presidente fundador del Consejo Nacional de Seguridad Privada, Alejandro Desfassiaux

Resaltó que al mismo tiempo que crece la vulnerabilidad de la ciudadanía, se está relajando la capacidad de asombro, y una muestra de ello es que la inseguridad se percibe como algo cotidiano y recurrente.

“Es momento de que las autoridades hagan valer la cuando se violentan derechos de terceros, siempre con apego a la legalidad y a los derechos humanos”, enfatizó.

Desfassiaux dijo que una buena noticia al menos en la Ciudad de México es la llegada de Omar García Harfuch a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, pues se tendrá capacidad para enfrentar la incidencia delictiva.

Recordó que el responsable de la seguridad en la capital del país tiene capacidad probada pues fue responsable de encabezar los operativos de captura de los líderes de los grupos criminales La Unión Tepito como El Jamón y de la Anti Unión como la de El Tortas., así como la aprehensión de los ex gobernadores de Veracruz y Quintana Roo, Javier Duarte en Guatemala y de Roberto Borge en Panamá, respectivamente, entre otros destacados operativos.

El presidente del Consejo Nacional de Seguridad Pública criticó la actuación de las autoridades de la Secretaría de Gobernación para justificar las acciones de los normalistas como el apoderarse de camiones de pasajeros y de transporte, así como la interrupción de las vías de comunicación.

“En la aplicación de la ley no puede haber excepciones. El uso de la violencia no puede ser pretexto para resolver los problemas y ninguna causa puede considerarse como legítima para justificar la ilegalidad”.

Alejandro Desfassiaux resaltó que el desafío principal será restablecer la paz en los estados y regiones más violentos del país y esto sólo será posible actuando en todos los frentes: la Guardia Nacional deberá aplicar un proceso de profesionalización de sus elementos para luego extenderse por todo el territorio nacional con especial atención a dichas regiones.

Sin embargo, apuntó que se requieren otras herramientas para la pacificación del país como es el combate a la pobreza, la generación de programas permanentes de empleo y la atracción de inversión extranjera.

 

Septiembre-octubre 2019