Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en google
Compartir en email
Compartir en whatsapp

MUSTAPHA SAHALI: MIGRACIÓN Y LOGROS EN UNA NUEVA TIERRA

Migró a México hace más de 24 años, por cuestiones familiares, cuando el país atravesaba una profunda crisis económica (el error de diciembre de 1994), una fuerte devaluación y se encontraba en reestructuración y reconfiguración, no fue fácil pero era lo que la vida le deparaba al argelino Mustapha Sahali, que contaba con un doctorado en administración de empresas en España y quien toda su vida fue un estudiante por lo que no fue fácil conseguir empleo sin redes de contacto en esta nueva tierra. Sus inicios laborales fueron apoyando a una empresa de diseño de stands, comienza a incursionar en la parte comercial participando en la venta, montaje y diseño de estos; trabajó con una empresa americana de etiquetas y colaboró con otra de software, así notó un nicho de mercado en nuestro país donde abre una escuela de multimedia enfocada a diseño por computadora, fue un ciclo bastante corto pero esta experiencia le enseñó a moverse en el mercado mexicano. Fue un momento duro y hasta frustrante, recuerda, pero aprendió a lo largo de su vida que el fracaso no era una opción.

Las cosas cambiaron cuando el embajador de Argelia en nuestro país, en aquellos tiempos, le ofrece colaborar con la embajada como soporte de sistemas y apoyo logístico, un tiempo lo hizo, pero regresó al sector privado con ADECO, donde desarrolló mucho más su potencial para el comercio e inició así en el mundo del outsourcing comercial y la seguridad privada. PAPRISA, MSPV y PROSEGUR fueron sus siguientes casas. Hace año y medio Sahali decide embarcarse en su nueva aventura en solitario y crea PSI Seguridad, profesionales en seguridad integral, demostrando así que las adversidades pueden superarse.

No han sido tiempos fáciles para iniciar una empresa, sobre todo por la pandemia sanitaria que vivimos, reconoce el director general y CEO, pero como se considera una persona que cumple con su palabra y a la que no le gusta quedar mal decidió montar su propia empresa para ofrecer a los clientes lo que él siempre ha querido tener: un servicio 100% personalizado, asegura, pues es consciente que al trabajar con factor humano este puede fallar, pero tiene y comparte la filosofía de que su empresa brinde a sus clientes seguridad, certeza y tranquilidad bajo el lema “tu tranquilidad es nuestra prioridad”. Para PSI cada cliente es una entidad que tiene su propia identidad y necesidad por lo que brindan servicio personalizado y buscan tratar al cliente de manera particular para ofrecer funciones acordes a su operación, manejan la idea de laborar como un engrane que se acopla a un todo y, sobre todo, siempre hablar con la verdad, la clave de una relación duradera entre cliente y proveedor.

Como profesional es consciente de que muchos aspectos fallan en las empresas de seguridad privada por lo que busca cubrirlas para que el cliente este satisfecho; actualmente PSI cuenta con tres líneas de negocio: seguridad física, seguridad electrónica y un servicio de consultoría que maneja análisis de riesgos, ciberseguridad y capacitación.

A pesar del gran trabajo que hace el gremio de la seguridad privada falta mucho por avanzar a nivel de regulación y para Sahali México no es un país, es un continente que por su diversidad y su extensión geográfica requiere más orden en el punto de la regularización. La profesionalización del rubro es importante pero el inicio de todo es la dignificación de la figura del guardia de seguridad privada, a quien prefiere llamar PPP, profesional de protección patrimonial, y que debe de tener el reconocimiento de su función vital dentro de la cadena productiva, dentro de la cadena de valor de la organización por lo que es necesario la profesionalización y capacitación de la seguridad privada, este es uno de los retos del sector y de empresarios: profesionalizar la industria para que no se estigmatice más. Y en cuanto al tema de la pandemia por COVID-19 y su impacto en la seguridad privada, en su opinión este se ha afectado y el volumen de negocio ha bajado; pero sobre todo lamenta la pérdida de vidas humanas por lo que para tratar de evitar exposiciones innecesarias cambiaron esquemas de trabajo y horarios a fin de reducir movilidades y extremar medidas sanitarias.

Mustapha Sahali no olvida sus orígenes en este país extraño para él hace 24 años y reconoce que llegó por accidente a esta noble industria a pesar de su complejidad, pero que ha dejado satisfacciones personales y un futuro camino por recorrer, por lo que PSI continúa trabajando y dentro de sus planes de crecimiento se encuentran el abrir dos oficinas regionales, Toluca y Querétaro, para este año, esperan convertirse en una mediana empresa en los siguientes 5 años y contar con un personal de entre 2,000 ppp..

 

Julio-Agosto 2021

Contáctanos

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Mensaje