Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en google
Compartir en email
Compartir en whatsapp

MILLENNIALS QUE FINANCIAN A NUEVOS EMPRENDEDORES

La media de edad del equipo que integran el fondo de inversión Enzo Ventures está en los 30 años, aunque alguno de sus fundadores, como Edgar Vicente, tenga solo 24 . Vicente es, junto a Iván Fernández Lucas y Markus Törstedt, impulsor de este pequeño fondo de capital riesgo que nace con 1 millón de euros destinados a invertir en startups tecnológicas y digitales en fase pre-seed con tickets que van desde los 25.000 hasta los 50.000 euros.

La idea no es apostar solo por startups españolas, sino que pretenden reunir un portfolio de invertidas al 50% entre los proyectos nacionales y los procedentes de otros países europeos. Enzo está operativo desde el pasado mes de febrero y tiene a su favor contar con el respaldo del tercer fondo más importante de Europa, Profounders Capital, lo que permitiría seguir acompañando luego a algunas de las startups en su camino de progreso a estadios más maduros.

No obstante, como señala Edgar Vicente, la ambición de Enzo Ventures no se limita al aporte económico. “Aunque jóvenes, muchos del equipo somos emprendedores ya experimentados y con talento en distintas industrias, por lo que creemos que podemos aportar valor con nuestro conocimiento y contactos a través de una red muy interesante”. Dice también Vicente, que ellos llegan para romper con la estandarización de esta industria, sin trajes ni corbata, y dotarla de un “aire fresco y joven” del que suelen adolecer los fondos de inversión.

Entre sus propósitos está también el deseo de democratizar el mundo de la inversión y abrirlo a personas de todo tipo, por lo que han rebajado la participación a un mínimo de 10.000 euros. No obstante, para evitar la entrada de inversores inexpertos en este terreno, antes filtran a los potenciales inversores.

Para empresas SaaS

También orientados a proyectos en fases tempranas, pero con la particularidad de enfocarse a empresas SaaS (Software as a Service) surge Capchase, una plataforma de financiación de ingresos recurrentes. Se trata de una fintech constituida en mayo de 2020 en Boston por un equipo de emprendedores de origen español, salvo Przemek Gotfryd, COO y nacido en Polonia. El resto de los fundadores son Miguel Ángel Fernández Larrea (CEO), Luis Basagoiti Marqués, VP Data, e Ignacio Moreno Pubul, VP Platform, los tres antiguos compañeros de trabajo en la startup Geoblink, también con un producto SaaS.

Gracias a ello y a su trayectoria profesional, los creadores de esta fintech saben del problema que padecen estas empresas en sus comienzos en espera de que el modelo de suscripción por el que se rigen empiece a generar ingresos de manera fluida. Para solventar ese problema de liquidez que amenaza la supervivencia de estos proyectos en tu etapa inicial, Capchase ha lanzado una solución 100% digital que consiste en facilitar la financiación a las empresas tecnológicas SaaS en fase seed o de hasta una ronda C. Evitan así estas organizaciones de nueva creación recurrir al venture debt y diluirse antes de tiempo.

“Nuestra intención es que los fundadores de una compañía SaaS se centren en lo verdaderamente importante, que es el desarrollo de negocio o la implementación de su tecnología, y que se olviden en su día a día de los problemas de tesorería”, declara Basagoiti. En lo que a ellos respecta, no les va nada mal. Tras conseguir levantar una primera ronda de 4,6 millones de dólares, meses después obtuvieron otra de 60 millones de dólares de un venture debt. La compañía cuenta ya con una plantilla de 28 personas y esperan triplicar el equipo tecnológico antes de que finalice el año. En sus planes está también avanzar en el lanzamiento de funcionalidades nuevas que den servicio a otras SaaS ya en fase de crecimiento.

La apuestas inversora por las fases incipientes

Tanto la propuesta de Enzo Ventures como la de Capchase están en consonancia con las conclusiones que extrae el Observatorio de Startups en la Fundación Bankinter en lo que atañe a las tendencias de inversión en España durante 2020. Conforme a estas, creció de manera considerable (30,6% más) la inversión en fases iniciales, pre semilla (hasta 100.000 euros) y semilla (de 100.000€ a 1 millón). También se habla en las conclusiones de un incremento de la actividad en el cierre y lanzamiento de nuevos fondos de inversión, tanto por parte de operadores consolidados y con mucha experiencia, como por nuevos operadores que buscan su hueco en el mercado.

Los propulsores de los nuevos fondos coinciden en que es un buen momento para lanzar proyectos de este tipo convencidos, como dice Edgar Vicente de que “hay mucho dinero en el sistema” y que la tendencia no es precisamente depositarlo en los bancos, sino repartirlos en distintos activos.

Por otro lado, también hay estudios que apuntan a un despertar del apetito inversor entre los más jóvenes. Según un informe del Observatorio Inverco, más de cuatro de cada diez inversores en fondos de la Comunidad Valenciana tienen menos de 40 años. “Concretamente, un 26% los inversores en Fondos es millennial y el 17% es centennial, mientras que el 26% pertenece a la Generación X, una cuarta parte corresponde a los Baby boomers y tan solo un 7% a la Silent Generation (mayores de 72 años). En cuanto al perfil de los inversores valencianos, el informe concluye que un 53% son moderados frente a un 31% que es conservador.

Prueba de este creciente afán inversor la encontramos en el éxito de proyectos como el de la startup estadounidense Robinhood, de moda entre los inversores millennials y valorada en más de 8.300 millones de dólares. Ya en España, surgió hace unos meses Ninety Nine, otra startup empeñada en abrir el mundo de la inversión en bolsa a todo tipo de público. Lanzada por Javier Sanz Álvarez y Carlota Gómez, Ninety Nine pone al alcance de cualquier ahorrador español la posibilidad de invertir en las compañías más potentes del mundo, tipo Google, Netflix o Amazon, pero también a otras más pequeñas cuyo carácter disruptivo las hace atractivas como oportunidad inversora.

 

Marzo-Abril 2021

Contáctanos

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Mensaje