Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en google
Compartir en email
Compartir en whatsapp

MÁS DE 56% DE EMPRESAS DE SEGURIDAD PRIVADA TRABAJAN EN LA CLANDESTINIDAD

Más del 56% de las empresas de seguridad privada en México trabajan en la clandestinidad, lamentó Raúl Sapién Santos, Presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada (CNSP).

Raúl Sapién Santos resaltó la aprobación de la reforma de carácter constitucional que permite al Congreso de la Unión expedir una ley general en materia de seguridad privada. “Es un gran paso para lograr una ley que dicte el marco regulatorio a las empresas de seguridad privada, pues anteriormente el Poder Legislativo carecía de facultades para hacerlo”.

Esto conlleva a que a finales del mes de agosto se pueda relevar cuántas empresas a nivel nacional pudieron tener su registro en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social con el fin de regular a las empresas del sector a nivel nacional. Esto quiere decir que las empresas registradas están inscritas ante el SAT, ante los gobiernos municipales, estatales y federales, así como a las circunstancias patronales como el IMSS para poder ofrecer a sus empleados las prestaciones de ley y darles seguridad a cada elemento para poder trabajar de manera adecuada.

Apuntó que un 38% se le deja de pagar impuestos al gobierno y dejan de percibir alrededor de 13 millones de pesos por medio de empresas que no están debidamente registradas, que se encuentran en la clandestinidad. Esto conlleva a que no se capacitan y pueden convertirse en vez de guardianes de tus bienes en cómplices con la delincuencia organizada al aliarse y formar parte de los asaltos.

Sapién Santos afirmó que una vez que se apruebe el proyecto de ley federal de seguridad privada podrá existir un registro único de empresas para que se conozca cuáles firmas están autorizadas, los elementos de seguridad autorizados y los insumos –radios de comunicación y armas–, así como un censo de las empresas a las que prestan servicios.

Y sobre todo, separar las empresas privadas con las policías auxiliares de cada estado, porque llegan a confudirse y dan mal aspecto a la industria de la seguridad privada, donde a veces en ellas hay corrupción como lo es el CUSAEM que hace poco tuvo un percance y fueron confundidos con seguridad privada que no lo es.

Julio-Agosto 2021

Contáctanos

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Mensaje