La NOM-035 entrará en vigor a nivel federal el próximo viernes 23 de octubre, se trata de una norma que aborda la identificación y prevención de los factores de riesgo psicosocial y que establece medidas obligatorias para su prevención en los centros de trabajo. En el estado de Guanajuato serán 262 mil unidades económicas, llámese empresas, las que deberán acatar las nuevas disposiciones.

“Es para identificar los factores de riesgo psicosocial en el trabajo, en su etapa de análisis y prevención, estas son las tres partes importantes”, explicó el subsecretario del Trabajo y Previsión Social del estado, Marco Antonio Rodríguez.

La nueva norma, tiene establecidas las obligaciones que deben cumplir los patrones de acuerdo al tamaño del centro de trabajo y que serán vigiladas a través de auditorías de la Subsecretaria del Trabajo y Previsión Social.

Para tal efecto, se ha divido a las empresas en tres grupos: centros de trabajo de hasta 15 trabajadores, centros de trabajo de 16 a 50 trabajadores, y centros de trabajo de más de 50 trabajadores. De encontrarse irregularidades o incumplimiento en las empresas habrá multas que irán desde las 250 UMAS (Unidad de Medida y Actualización), hasta 5 mil UMAS, es decir desde 21 mil 720 pesos hasta 434 mil 400 pesos, dependiendo el tamaño de la empresa y la gravedad de la falta. “La sanción puede variar dependiendo del tamaño, pero también de la falta y si es una falta que es recurrente o grave y que implique a un trabajador, es diferente a si es una falta recurrente y grave pero que implique a más”, señaló.

La NOM-035 es una legislación que tiene como objetivo cuidar la integridad, salud física y mental de los trabajadores, ya que se ha demostrado que un buen clima laboral ayuda a reducir los índices de rotación y a aumentar el compromiso laboral que se traduce en mayor productividad.

Aunque será a partir del 23 de octubre la entrada gradual de las obligaciones de los patrones, la nueva norma fue publicada en el Diario Oficial de la Federación desde el 23 de octubre del 2018, y explica que el patrón deberá implantar, mantener y difundir una política de prevención de riesgos psicosociales, de violencia laboral y la promoción de un entorno organizacional favorable, para tal causa a las empresas se les dio ese año previo de preparación para elaborar los cuestionarios pertinentes en su personal y trazar las directrices de las normas que aplicarán. Y es que ahora los empleados deberán observar las medidas, acatar las recomendaciones y contestar todos los cuestionarios para determinar el nivel de estrés al interior de la organización.

 

Septiembre-octubre 2020