Por Verónica Martínez Guzmán

Los que tienen una idea, un proyecto, una ilusión y la llevan a cabo, avanzan, caminan, van perfeccionando y tal vez se tropiecen, pero se levantan y retoman la idea o tal vez la modifiquen, la mejoren, la actualicen y vuelven a arrancar. Esos son los emprendedores, un ecosistema creciente en México y que hoy frente al coronavirus tienen en sus manos EL TIEMPO.

Dicen los expertos en la materia que emprender, iniciar, arrancar un negocio surge de una idea, pero emprender también es un nuevo producto o línea dentro de una gran empresa y lo que más demanda un emprendimiento es tiempo.

Hoy la cuarentena, confinamiento o jornada de salud, que en Yucatán ya va en su sexta semana, permite tener ese famoso tiempo.

Tiempo para mejorar las ideas, para fortalecerlas, para renovarlas, masticarlas y actualizarlas para llevarlas a cabo.

Fátima Montiel, una joven líder emprendedora que preside a los empresarios jóvenes de Coparmex a nivel nacional, lo define muy bien: el emprendedor es resiliente, sale adelante a pesar de la adversidad.

Hoy la adversidad que presenta el coronavirus a nivel local, nacional y mundial pone a los emprendedores en la prueba de fuego de la resiliencia para recrearse y repensarse con suficiente tiempo y salir adelante.

Y sobre todo, se tiene el tiempo para pensar más y no sólo en ganar dinero, sino en romper paradigmas que por sí mismos generen dinero.

Y la tecnología hoy es la herramienta básica para mantenernos en contacto con el exterior y mantener vivas las ideas emprendedoras.

Eduardo Macías lo aterrizó muy bien con su plataforma Sniper Canvas, la herramienta que ayuda a los emprendedores a resolver los problemas de manera segmentada.

La labor de resiliencia se simplifica y combina la tecnología con la mentoría, porque Macías lo dice bien: el emprendedor tiene características optimistas, creativas, persistentes, con la mira a largo plazo, pero la realidad es que una de cada diez empresas logra superar los tres años de vida.

Macías, con alma emprendedora es como crea también Sniper Canvas en Silicon Valley, para mostrarle a los inversionistas lo más importante de su negocio en una gráfica que vieran en poco tiempo, y resulta que le da al clavo a la necesidad de los emprendedores.

Con el tiempo que nos da la pandemia y la energía emprendedora, combinada con las mentorías a los emprendedores y la tecnología, la oportunidad de la resiliencia es alta. Que la idea o proyecto no se quede en el camino.

Hay muchos ejemplos en la gastronomía, en la agricultura, en el comercio y comienzan a diseñarse para el turismo, que es de los sectores más golpeados en Quintana Roo y Yucatán.

Las ideas. Es necesario que fluyan las ideas y que el espíritu emprendedor de un nuevo producto, un nuevo servicio surja en este tiempo de cuarentena.

Los emprendedores, que son la mayoría de los mexicanos, buscan fuerza en su interior para seguir, para avanzar, y todo está en casa, en el tiempo en casa, hay que aprovecharlo.

Mayo-junio 2020