La policía londinense comienza a desplegar a modo de prueba una serie de escáneres corporales diseñados para poder detectar pistolas, cuchillos y diferentes dispositivos explosivos que puedan llevar los usuarios del metro ocultos bajo la ropa. Este ensayo, que está financiado por el Ministerio del Interior, tendrá lugar en la estación de Stratford, al este de la ciudad, y forma parte de una nueva ofensiva que se está llevando a cabo en la capital para acabar con los altos índices de violencia, según informa Evening Standard.

Los escáneres de la firma Thruvision que están usando los miembros de la British Transport Police (BTP) trabajan revelando objetos ocultos bajo las prendas de ropa de los usuarios, una forma de detectar a potenciales sospechosos que funciona gracias a una tecnología de imagen térmica que permite detectar elementos ocultos. Así, estas cámaras son capaces de rastrear a 2,000 personas cada hora y permiten a los cuerpos de seguridad conocer el tamaño, la forma y la ubicación de cualquier tipo de arma o elemento que pueda dar lugar a sospechas.

Escanean desde 9 metros

La particularidad de estos escáneres corporales es que pueden dar una visión de cada uno de los pasajeros a una distancia de algo más de 9 metros (30 pies), mientras estos están subiendo o bajando una escalera automática o pasando por los tornos de acceso y salida del suburbano londinense. Además, este sistema posibilita hacer estos controles sin que los usuarios analizados tengan que parar o ralentizar su trayecto, ni requerir una búsqueda manual, según las palabras de su inventor.

La prueba servirá a la policía para mostrar y analizar cómo los oficiales pueden usar la tecnología para identificar si algún individuo porta un cuchillo o algún otro tipo de arma y, con ello, reducir de forma potencial los controvertidos controles aleatorios que estaba llevando a cabo la British Transport Police en los últimos tiempos.

Esta tecnología, la cual ya está en uso desde el año pasado en el metro de Los Ángeles y que ha convertido a este suburbano en el primer sistema de transporte público en adoptarla, estará en manos de la British Transport Police, aunque contará con el apoyo de la Metropolitan Police. Al respecto de la prueba en la capital europea, el Ministro de la Policía, Kit Malthouse, dijo que estaban “haciendo todo lo posible en una batalla contra el crimen con arma blanca en Londres y en todo el país”.

 

Noviembre-diciembre 2019