Jeff Bezos, Bill Gates, Bernard Arnault, Warren Buffet y Amancio Ortega: recopilamos las enseñanzas más valiosas que los han ayudado a encumbrarse.

Aunque no hay una fórmula secreta para conseguir el éxito, lo cierto es que los consejos siempre ayudan, especialmente si provienen de personas influyentes que han conseguido triunfar en los negocios y amasar una fortuna. Bien es sabido que la disciplina y la constancia son factores clave, sin embargo, no lo son todo, también hay que desarrollar cualidades que no enseñan ni en las mejores universidades: empatía, buen humor, saber elegir las buenas compañías… Todo influye a la hora de conseguir nuestras metas.

Tomando como referencia declaraciones y algunos de sus discursos más famosos, hemos recopilado las enseñanzas de los magnates que figuran en los cinco primeros puestos de la lista elaborada por Forbes: Jeff Bezos, Bill Gates, Bernard Arnault, Warren Buffet y Amancio Ortega, empresarios que se han hecho a sí mismos, de los que puedes tomar ejemplo e inspirarte para lograr tus objetivos.

El CEO de Amazon posee una fortuna estimada en 117.000 millones de dólares, y aunque su agenda está de lo más apretada, no duda en impartir charlas en las que desvela algunos de los pilares fundamentales de su éxito. Nos quedamos con una de las conferencias que dio el pasado año en Las Vegas, en el congreso “Re:invent” en donde explicó que además de un trabajo constante y apasionado, gran parte de sus logros se deben a focalizarse en la satisfacción de los clientes para que así resulte mucho más fácil ponerse en su lugar e identificar sus necesidades.

También explicó que lo primero que hay que hacer es deshacerse del miedo, “la mayor barrera eres tú mismo, claro que fracasaréis en más de una ocasión y no pasa nada”. Además, invita a asumir riesgos y atreverse a los cambios ya que “serán un experimento, una vivencia que supondrán un paso más en tu camino hacia el éxito”, sentencia.

Bill Gates

El creador de Microsoft y filántropo acumula nada más y nada menos que 94.700 millones, e igual que Bezos, él tampoco teme a las derrotas. ““Es importante celebrar el éxito, pero es aún más importante prestar atención a las lecciones del fracaso.” Como él mismo cuenta, una de sus tácticas consiste en conocer a fondo la bolsa e invertir en ella, de hecho, más de la mitad de su fortuna se encuentra en diversos fondos.

Otro de los aspectos en los que siempre ha insistido es en rodearse de gente “valiosa” de la que puedas aprender y que te inspiren. Tal y como afirma, “cuando tienes a personas inteligentes trabajando contigo, quieres mantenerlas estimuladas”. Por otro lado, aunque estemos focalizados en conseguir el éxito, también insiste en prestar atención a nuestros hobbies para desconectar, “resetaear” el cerebro y así volver al trabajo con más fuerza.

Bernard Arnault

El propietario del grupo LVMH amasa una riqueza de más de 86.000 millones que, al igual que otros sus colegas empresarios, empezó a acumular trabajando desde abajo. Siendo un universitario comenzó ayudando a su padre en la empresa familiar y fue él mismo quién convenció a su familia para empezar a invertir en negocios más potentes, o lo que es lo mismo, el inicio de su imperio. Para el francés, tan importante es la perseverancia como la paciencia: “Creo que en los negocios tienes que aprender a ser paciente. Quizás no soy muy paciente conmigo mismo. Pero creo que lo que más he aprendido es ser capaz de esperar algo, y obtenerlo en el momento correcto.”

Otro de sus consejos consiste en trabajar tanto la parte técnica como la creativa e invertir en la calidad, aunque encarezca los productos. “Lo que hizo famoso a Louis Vuitton fue la calidad. No hacemos marketing; solo creamos productos que son excepcionales en su diseño y artesanía. Creo firmemente que el éxito radica en la combinación de talento y conocimiento de los negocios, y que la magia viene de la asociación entre ambos”.

Warren Buffett

El empresario estadounidense es considerado uno de los mayores inversores del mundo, y parece que su estrategia comercial no le ha ido mal teniendo en cuenta que aglutina unos 63.000 millones. Como buen experto en bolsa, aconseja no poseer una sola fuente de ingresos y hacer de la inversión un segundo apoyo. ““Si no encuentras una manera de ganar dinero mientras duermes, trabajarás hasta que te mueras”. También insiste en contar siempre con un plan B en los negocios teniendo en cuenta todos los escenarios posibles para salir airosos ante cualquier situación, para él “predecir la lluvia no cuenta, construir arcas sí”.

Pero sin duda, nos quedamos con una de sus frases que da más que pensar: “Nunca le preguntes a un peluquero si necesita un corte de pelo”. O lo que es lo mismo, siempre debes tener en cuenta las intenciones de cualquier persona con la que trabajas o te rodeas, solo así sabrás predecir su comportamiento y acertar.

Amancio Ortega

Los orígenes del fundador de Zara no pueden ser más humildes. Empezó a trabajar a los 14 como repartidor de camisas en una tienda de La Coruña para posteriormente trabajar como comercial en una empresa de confección y después dar el primer paso para fundar lo que hoy es el Grupo Inditex. A pesar de ser el quinto hombre más rico del mundo con más de 58.000 millones de dólares, sigue siendo una persona humilde que disfruta de los pequeños placeres de la vida, un punto que muchos consideran clave a la hora de cosechar su éxito.

Si nos fijamos en la estrategia que ha convertido a Zara en lo que es, una de las claves residió en acortar los procesos de producción y distribución con respecto al resto de firmas, lo que significa que el empresario gallego sabe escuchar y echar mano de la imaginación para suplir nuevas demandas y sobre todo, como bien defiende, no focalizarse solo en la riqueza: “si he ganado tanto dinero ha sido porque mi objetivo no ha sido nunca ganar dinero”.

 

Mayo-junio 2020