El teléfono de la casa o celular puede ser un medio de extorsión o de fraude.  Con una llamada telefónica, los delincuentes pueden obtener dinero fácil a través de amenazas y engaños.

a) ¿Cómo operan estos delincuentes

Evitan cualquier contacto directo con las potenciales víctimas.

Toman por sorpresa a la ciudadanía; generan angustia y temor a través del uso de lenguaje violento.

b) Los métodos para enganchar a la víctima

La noticia de un premio ficticio.

El delincuente pretenderá engañarte afirmando que ganaste un sorteo,que eres acreedor a un maravilloso premio.

Se comunican contigo para decirte que tu familiar se encuentra en problemas. Una vez captada tu atención, te solicitarán un número de tarjeta de crédito, depósito en efectivo y claves de tarjetas “tiempo-aire” para cargar teléfonos celulares.

c) Medidas de prevención

Instala un identificador de llamadas a fin de localizar el origen de esta.

Si recibes una llamada de un desconocido, no proporciones ninguna información personal (nombres, direcciones, números de cuenta).

Evita que tu nombre sea publicado en directorios telefónicos.

Evita utilizar tarjetas de presentación con nombre completo, teléfono y domicilio.

No proporciones datos a encuestadores que te entrevisten en la calle o mediante llamada telefónica.

Evita dejar documentos con información personal en el interior del auto o a la vista de personas extrañas.

No almacenes información personal en tu teléfono celular

d) ¿Qué hacer en caso de extorsión telefónica?

No pierdas la calma, el nerviosismo no te permite pensar claramente y tomar decisiones correctas.

No respondas a ninguna pregunta que te hagan, podrías proporcionar más información.

No retes a quienes hagan la llamada, tampoco demuestres temor.

Verifica en el identificador de llamadas el número telefónico, origen de la llamada y la hora.

Repórtalo a la policía.

No pagues ninguna cantidad de dinero, por pequeño que sea el monto.

Denuncia al 066 de la SSP.