En el mundo empresarial los ciberataques son cada vez más frecuentes, el proceso de digitalización a la que la mayoría de las organizaciones están sometidas, conlleva exponerse a nuevos riesgos. La gestión de identidades digitalizadas puede ser una herramienta que disminuya el riesgo a un ataque de esta naturaleza.

Métodos como la identificación de la huella dactilar, los sistemas de reconocimiento facial, etc, combinadas con softwares específicos, ayudan a las empresas a reforzar su seguridad. Según los datos de la multinacional IDC, se prevé que este año la inversión en tecnología biométrica aumente hasta un 25% alcanzando los 5.400 millones de dólares.

La biometría al servicio de la seguridad

La biometría, basada en el reconocimiento de las características físicas de determinadas partes del cuerpo de las personas, como son la huella dactilar, la cara, etc. ha revolucionado el sector de la seguridad, hasta el punto en el que las nuevas corporaciones tienen la necesidad de introducirla como el principal sistema de identificación y control tanto del personal como de sus bienes.

En concreto, los sistemas biométricos basados en la lectura de las huellas dactilares forman  determinados patrones de la misma, también conocidos como minuncias, las cuales son puntos donde los bordes de las huellas terminan o se dividen. Ésta tecnología, sumada al desarrollo de dispositivos, permite gestionar tareas tales como el control de acceso del personal de la empresa, el control horario, el correcto cumplimiento de la Ley en la gestión de horas extras, etc.

Todos coincidimos en que utensilios como las llaves o las tarjetas de crédito acabarán por desaparecer de nuestro día a día en sustitución de la huella digital, la lectura de reconocimiento facial o de iris. De este modo, decimos adiós a los clásicos ‘usuario’ y ‘contraseña’. Según un estudio realizado por Mastercard y la Universidad de Oxford, el 93% de los consumidores cree que acabará usando la biometría en sus operaciones de pago sin contacto, un método que considera seguro en el 77% de los casos si se habla de tecnología de reconocimiento facial, y en el 93% cuando la identificación se realiza por la huella dactilar.

Principales ventajas de la biometría

  • La biometría permite asociarse a un único individuo, al contrario de usuarios y contraseñas o tarjetas contactless. De este modo resulta muy útil a nivel de control de recursos humanos pues es imposible suplantar la identidad de la persona.
  • La comodidad que supone no tener que recordar determinados datos o contar con las llaves o tarjeta para acceder a un edificio.
  • Su seguridad, es altamente resistente al fraude.
  • La aplicación de la biometría en empresas puede traer consigo una reducción de costes de mantenimiento en los sistemas de autenticación, un aumento en la eficiencia del control horario o una mayor sencillez en las tramitaciones remotas

Septiembre-octubre 2019