España.- La multinacional Kimberly-Clark opera con dos negocios independientes: uno de consumo masivo, en el que vende sus productos a los consumidores finales por medio de los canales de retail, y otro institucional, en el que les vende directamente a las empresas. Esta unidad, conocida como Professional, en el país se surte con su planta de Barbosa, Antioquia. La empresa está relanzando su marca Kleen Guard, que abarca elementos de seguridad en el trabajo, como guantes, gafas o uniformes. Alejandro Guerrero, country manager de Kimberly-Clark Professional, dice que el mercado de productos de protección está muy atomizado. Ellos tienen 8% de participación y la meta es duplicar esa cifra en dos o tres años. Sus principales clientes son firmas mineras y petroleras.

 

Septiembre-octubre 2019