Antes de los sensores de huellas, los más preocupados por su privacidad protegían su smartphone con una contraseña, o bien pin o patrón. El punto es que la protección estaba presente introduciendo información externa. Sin embargo, con la llegada de los sensores biométricos, la situación cambió, simplificando la tarea de acceder a un dispositivo.

Pues bien, este mismo escenario Google lo quiere llevar a sus servicios. La última actualización de seguridad de la Gran G permite el acceso a la plataforma (y todos sus servicios) con la huella del usuario. Es es posible gracias a los estándares FIDO2, W3C WebAuthn y FIDO CTAP, diseñados para ofrecer más simples y seguras experiencias de autenticación, según Google, permitiendo su uso tanto en versiones web como en móvil con un solo registro necesario.

Es importante mencionar que Google hace énfasis en que la huella registrada para acceder a sus servicios nunca será enviada a ningún servidor sino que se almacena localmente, como sucede para la autenticación del dispositivo.

La autenticación de los servicios de Google con huella dactilar está disponible desde ya para los dispositivos Pixel. Sin embargo, la compañía confirma que llegará paulatinamente en próximos días a todos los dispositivos Android corriendo con la versión Nougat 7.0, o superiores.

Y así es como Google quiere eliminar el uso de contraseñas, al menos en los dispositivos con sensor biométrico incluido.

 

Julio-agosto 2019