El robo de vehículos a nivel nacional es el delito con mayor incidencia en la sociedad, la lacera profundamente ya que para muchos casos representa el único patrimonio tanto para empresas como ciudadanos.

La División General de Combate al Robo de Vehículos y Transporte de la Secretaría de Seguridad, es la encargada de guiar cómo planear y ejecutar las acciones en el combate a este delito en el Estado de México; a través de la coordinación con entidades federales y estatales, así como con la fiscalía y autoridades municipales. El año pasado el robo a vehículos en la entidad tuvo una disminución del 14% en comparación al 2018 y el robo a transporte público el 4% aproximadamente, este resultado se debe al trabajo en conjunto entre secretarías, seguridad pública y estatal, sector empresarial y sociedad civil, quienes han creado unidades de combate capacitadas.

El Licenciado Enrique Bravo Chew, Director General de Combate al Robo de Vehículos y Transporte dijo, en el pasado evento de COPARMEX Metropolitano, que se busca obtener el apoyo del sector empresarial para trabajar en conjunto en el combate a este delito brindando apoyo a las empresas en 2 acciones: primero, entrevistas especializadas a los operadores que hayan sufrido de robo a fin de descubrir si existe conexión por parte de estos en el ilícito ya que desafortunadamente el porcentaje de involucramiento es alto, más del 50 %. El segundo punto, es ofrecer pláticas de prevención de robo al transporte y capacitación para operadores ya que deben saber cómo actuar en caso de zona de riesgo y utilizar de manera óptima el código C5 al sentirse en una situación de peligro para que las autoridades puedan alertar y actuar rápida y debidamente. Bravo Chew, también recalcó que debe existir garantía de vinculación entre empresas y policía, por lo que es fundamental el intercambio de información entre los centros de control de monitoreo privados y el centro de mando C5 a fin de crear una red en conjunto; y enfatizó que el seguimiento de la denuncia es fundamental para continuar con el proceso en caso de detención y procesamiento de delincuentes.

En cuanto a la estrategia de seguridad para este año, ésta se consolidará con el implemento de más material, cámaras y centros de monitoreo pues la dirección general de robo al transporte cuenta hasta el momento con 800 elementos desplegados en los 125 municipios, poco personal reconoce su director, por lo cual deben ser muy efectivos en el manejo de información. La estrategia contra robo de vehículo consta también de análisis de la información especializada en rastreo y focalización vehicular, generada por la relación con el sector de la seguridad privada con quienes se tiene vínculo directo en sus plataformas, un elemento que facilita el actuar y el despliegue operativo al tener diversos datos sobre modus operandis y zonas sensibles para que en conjunto fiscalía y Policía Municipal trabajen en operativos en Ciudad de México, Estado de México e  Hidalgo, pues el robo de vehículos es un problema interestatal. “La ejecución operativa en conjunto nos ha permitido atacar de fondo las células criminales y el aseguramiento de más de 200 inmuebles vinculados directamente con este delito y así bajar la incidencia”, finalizó.

Marzo-abril 2020