“Un dispositivo móvil es el equivalente a tener un arma: si no la sabes utilizar, si no te haces responsable, puedes estar cometiendo algún delito sin que te des cuenta, lo cual puede acarrearte terribles consecuencias”. Dr. Eleazar Aguirre.

Quienes están siempre actualizados en lo que a tecnología se refiere, reconocen la importancia de salvaguardar sus dispositivos informáticos y de comunicación, pues consideran a sus smartphones, tabletas y equipos de escritorio o móviles no sólo como gadgets para estar a la moda sino como valiosas herramientas que les facilitan el trabajo o el estudio.

La realidad es que no todos cuentan con soluciones para proteger la información almacenada en dichos dispositivos, ni con las herramientas ideales para garantizar la transferencia segura de datos hacia otros equipos o receptores; muchos procuran hacer respaldos de sus archivos o aplicaciones más valiosos, pero esta práctica no es suficiente, pues los maleantes ciberné- ticos siempre están al acecho y buscando la manera de conseguir cualquier información que les permita delinquir.

Al respecto, el pasado mes de abril, el Dr. Eleazar Aguirre Anaya, titular del Centro de Investigación en Computación (CIC) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), señaló que existen diversos controles de seguridad, diseñados para mitigar la posibilidad de robo de información; sin embargo, añadió que las estadísticas indican lo contrario, pues día tras día, se incrementan los incidentes en sitios bancarios, compras electrónicas, pago de servicios e impuestos en línea, y que todos han sido provocados por el uso de dispositivos móviles. “Un dispositivo móvil es el equivalente a tener un arma: si no la sabes utilizar, si no te haces responsable, puedes estar cometiendo algún delito sin que te des cuenta lo cual puede traducirse en terribles consecuencias”, señala el Dr. Eleazar.

Desde la óptica de Aguirre, el malware tiene comportamientos diferentes cuando algún dispositivo se conecta a una red Wi-Fi o a una red celular. Las redes Wi-Fi cuentan regularmente con varios controles de seguridad robustos, haciendo más factible la detección del malware, pero para el caso de la red celular, depende del proveedor de servicio o si se ataca la infraestructura de comunicación: “Mientras el malware no ataque al consignatario del servicio, el proveedor no va a detener o limitar la amenaza. El malware se dirige principalmente al usuario final; es decir, a las personas poseedores de algún dispositivo móvil”, explicó.

La contraofensiva

Tener copias de nuestras fotografías personales, de nuestros contactos y hasta de esa tesis que ya está a punto de cocción es un recurso válido, pero esos datos son justamente los que podrían caer en las manos equivocadas cuando extraviamos o nos roban equipos como los anteriormente citados, por lo que es recomendable asumir una actitud preventiva e impedir a toda costa un posible mal uso o destino de nuestra información.

Según una encuesta que la compañía de seguridad ESET aplicó recientemente a usuarios de Latinoamérica, el 77 % afirmó haber perdido información por no realizar respaldos; asimismo, en el siguiente gráfico puede apreciarse que los teléfonos mó- viles son los dispositivos más robados en la región:

El 58.6 % de los encuestados, señaló que al menos una vez le han robado su telé- fono móvil; el 36.7 % a las personas a las que nunca les han robado el dispositivo; las portátiles (notebooks) con un 6.1 % y las netbooks con 3 %, en tanto que las tabletas representaron el 1.6 % de las elecciones, aunque estos equipos han demostrado una notable aceptación en los dos últimos años, por lo que los cálculos ya los posicionan dentro de los primeros escalones de este nada apetecible ranking.

La masificación de estas tecnologías, el descuido de los usuarios y el valor que representa para los ciber-delincuentes la información almacenada en los equipos móviles, son algunos de los factores que podrían explicar los resultados. Los analistas de ESET concluyeron que, independiente de la frecuencia con la que se dé esta problemática, una opción válida para minimizar el impacto que conlleva perder un dispositivo por robo o extravío, es contar con herramientas de seguridad que posibiliten “geolocalizar” el equipo y, en caso necesario, borrar la información de forma remota.

Actualmente las soluciones antivirus más populares y de mayor prestigio, no sólo sirven para detectar, filtrar y hasta eliminar cualquier amenaza informática o malware; algunas cuentan también con poderosas herramientas de respaldo, recuperación y bloqueo de datos en caso de hurto o extravío de dispositivos. El paquete de seguridad ESET Multi-Device Security, por ejemplo, permite elegir o combinar diferentes soluciones tanto para los sistemas Windows como para Mac, aparte de proteger tablets o smartphones basados en Android.

Este paquete puede instalarse y activarse en sólo unos cuantos minutos y sin dificultades técnicas; incluye herramientas anti-phishing, de escaneo y auditoría de aplicaciones, SMS y filtro de llamadas, tecnología antirrobo, sistema de limpieza y bloqueo remotos, sirena, seguimiento GPS, Guardia SIM y soporte técnico gratuito, entre varios beneficios más. Muchos usuarios piensan que la seguridad es un gasto innecesario o que las soluciones de este tipo suelen ser inalcanzables, y en su afán de “ahorrar” suelen descargar falsos antivirus o anti-spyware gratuitos sin saber que podría tratarse de códigos maliciosos, conocidos también como Rogue, Rogueware, FakeAVs, Badware o Scareware.

Varios consideran que estos productos fueron diseñados exclusivamente para entornos empresariales, cuando la realidad es otra, pues las marcas de mayor prestigio reconocen que la seguridad es una cuestión de cultura que comienza desde el usuario individual o casero, por lo que la oferta para este mercado es vasta.

El precio de la suite ESET Multi-Device Security es asequible para cualquier bolsillo, aparte de que con una sola licencia, los usuarios pueden proteger hasta diez equipos mediante un esquema “5+5”; es decir, pueden instalarla y activarla en cinco equipos Windows fijos (PC´s de escritorio y laptops) y además en cinco equipos móviles que trabajen con el sistema operativo Android, ya sean smartphones o tablets.

ESET les garantiza soporte técnico sin costo, con el apoyo de HD México, así como una herramienta de chat directo y en tiempo real con la que los usuarios podrán resolver dudas relacionadas con esta suite o con cualquier producto de dicho fabricante.

Mayor información en: www.hdmexico.com.mx