Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp

EL SECRETARIO DE SEGURIDAD PÚBLICA DEL ESTADO DE MÉXICO EN ASIS CAPÍTULO MÉXICO

Durante la reunión mensual de diciembre de ASIS Capítulo México se presentó la conferencia de Rodrigo Sigfrid Martínez-Celis Wogau, quién es Secretario de Seguridad Pública del Estado de México, licenciado en Relaciones Internacionales, maestro en Administración Pública y desde 2020 ostenta el cargo en la entidad.

Para él los expertos de seguridad privada, así como empresarios del gremio, son la primera línea de defensa y el cuerpo de policía son la última por lo que es necesario generar sinergia. El Estado de México cuenta con más de 17,000,000 habitantes, es una entidad grande y complicada, una región diversa por lo que las estrategias y el modelo de seguridad que plantea se basa en 3 niveles y 5 ejes transversales.

Nivel 1. Tiene que ver con el trabajo de prevención a mediano y largo plazo, para que pueda dar resultado y “conocer las causas y los factores sociales que dan origen a la delincuencia, es fundamental para poder acotar los problemas antes de que sucedan; afirma el titular de la dependencia, quien plantea que se tiene que crear un trabajo constante para identificar cuáles son las causas que permiten o que empujan a una persona a cometer un delito, ya que se ha creído por mucho tiempo que la falta de empleo es uno de los principales factores para delinquir; sin embargo, actualmente se sabe por censo que más del 70% de las personas que están en los centros penitenciarios, tanto estatales, como federales, contaban con trabajo antes de delinquir.

Nivel 2. Mandar la señal de que se tiene una excelente capacidad de reacción, fortaleciendo las capacidades de movimiento para generar información, aquí es donde el acercamiento y el trabajo conjunto con expertos es fundamental. “La seguridad privada puede ser la asociación principal para hacernos de información útil y precisa para construir está capacidad de acción de respuesta inmediata”, afirma.

Nivel 3. Trabajo de investigación. Actualmente, debido a las modificaciones de Ley a nivel federal, la policía formalmente ya pueden investigar. Tradicionalmente lo hacían; sin embargo, legalmente no tenían atribución para que esta investigación  contara y fuera sumada directamente a las carpetas de investigación,  actualmente y gracias a las modificaciones de Ley, algunas policías ya pueden realizar investigaciones “lo que es fundamental porque en automático estamos multiplicando por 10, las capacidades en el Estado de México, aún hay que firmar convenios y construir más trabajo, pero ya es un hecho; se puede trabajar en esta línea, y es cierto que hay un bajo número de denuncias por la saturación, y también por el proceso, pero con este avance se puede recibir la ayuda para combatir la cifra”, dice Martínez- Celis.

En cuanto a los cinco ejes transversales que atraviesan estos tres grandes pilares del modelo, el primero es el intercambio de información; es decir, construir los flujos necesarios de información que se requieran y trabajar constantemente en coordinación con alcaldes, legisladores, asociaciones de empresarios, ciudadanos, empresas particulares, etcétera, pues se necesita de la información ciudadana.

Segundo eje. Éste tiene que ver con la generación puntual y estratégica para la construcción de políticas públicas para el trabajo de mediano y largo plazo, pues si bien se busca conseguir avenidas de flujo de movimiento, también tiene que ver con la construcción de inteligencia táctica operativa; es decir, información operable buscando la manera de lidiar y resolver los problemas operativos, para poder ser más eficientes contando con inteligencia táctico operativa.

Tercer eje. Este punto tiene dos aristas, 1) El desarrollo profesional de los elementos el cual puede ser complejo, ya que se está construyendo esta nueva visión sobre un cuerpo policiaco que proviene de la década de los cincuentas; policía profesional con muchos puntos positivos, pero también con vicios que hay que romper. La necesidad de capacitar a los elementos de la policía es primordial, y Rodrigo Sigfrid Martínez-Celis está convencido que la seguridad privada y los empresarios de seguridad, pueden ser los grandes aliados en el tema, y dentro de este eje busca certificar capacidades no perfiles. 2) La rendición de cuentas, se están construyendo las bases necesarias para identificar los actos de corrupción, y contenerlos construyendo lazos con actores externos para tener supervisión.

Cuarto eje. Aprovechamiento de las herramientas tecnológicas. Primero se debe de conseguir una capacidad tecnológica superior y útil. El Estado de México cuenta con 20,000 cámaras; número que no puede sostener los 18 millones de habitantes, pero se complementa con el uso de drones y otras herramientas tecnológicas que apoyan al factor humano lo que permite hacer de cada uno de ellos un mejor elemento. Segundo, se debe tener un buen y firme protocolo de actuación, pues componente humano y aparato tecnológico generan simbiosis positiva.

Quinto eje. Construir relojes criminológicos. Es complicado llevar a cabo la seguridad en una entidad como el Estado de México 17,000 elementos policiacos no son suficientes por eso trabajando de la mano con asociaciones de colonos, empresas de seguridad privada, empresarios, restauranteros, hoteleros, sociedad civil es posible construir estos relojes para localizar y prevenir actos delictivos.

Rodrigo Sigfrid Martínez-Celis Wogau está convencido de que este modo transversal con apoyo ciudadano funcionará pues para él se “tienen que construir estos carriles de comunicación de la mano  ya que es la única forma de atender el tema de seguridad, trabajando juntos”.

Contáctanos

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Mensaje