Las ventanas inteligentes son uno de los elementos que componen el hogar conectado de los que menos conocimiento hay por la generalidad de los usuarios, sobre todo si lo comparamos como elementos como las cerraduras inteligentes o las persianas conectadas.

En el mercado aumenta ahora la oferta existente con los nuevos productos de Somfy, uno de los fabricantes más conocidos cuando de hablar del hogar conectado se trata. Y en este sentido presenta nuevos sistemas para apertura domotizada de ventanas que permite ventilar el hogar y controlar el acceso de forma automática.

Sin intervención del usuario

Para mejorar la ventilación en el hogar, Somfy ha lanzado Sensor Control air io, un sensor que, combinado con el nuevo motor Somfy Sliding air io para ventanas correderas, permite ventilar la estancia de forma sencilla. Gracias al uso del mando a distancia y marcando la posición “air”, la ventana corredera se abre sólo unos centímetros y queda bloqueada para más seguridad. Una apertura que se lleva a cabo por medio del motor neumático Sliding air io.

Además, el Sensor Control air io dispone de un sensor de humedad y temperatura que cierra la ventana automáticamente una vez que el aire de la habitación se ha renovado lo suficiente, evitando que el usuario tenga que intervenir y que pueda olvidarse de cerrar la ventana de nuevo.

Somfy ha anunciado que la versión conectada del motor Sliding air io para ventanas correderas puede combinarse con la caja Somfy TaHoma y el resto de sus productos y así poder programar la apertura y el cierre automático diario de todas las ventanas durante 10 minutos.

A estos elementos también se suma el sensor anti-intruso Somfy IntelliTAGTM air io, integrado en la ventana, que detecta cualquier intento de intrusión con la tecnología IntelliTAGTM utilizada en los sistemas de alarma Somfy. Permite controlar de forma remota el estado de la ventana desde el smartphone de forma que en cualquier momento el usuario puede comprobar en su teléfono si ha cerrado una ventana correctamente.

Todos estos elementos pueden interactuar entre sí para poder crear escenarios en los que el usuario tenga que intervenir lo menos posible. Un ejemplo es que con Somfy TaHoma también se puede vincular la apertura de las ventanas correderas con la de los tragaluces Velux para mejorar la circulación del aire y optimizar la ventilación. Para evitar la pérdida de energía, el usuario puede programar la calefacción para que se apague al mismo tiempo que se abre la ventana corredera.

Noviembre-diciembre 2019