México vive una preocupante situación de inseguridad que permea en todos los estratos sociales. Prácticamente diario se leen y escuchan noticias de asesinatos, asaltos, secuestros y robos, por lo cual la población busca alternativas de autoprotección personal, familiar y laboral.

El blindaje automotriz es una de las mejores soluciones ante la creciente delincuencia que golpea al país. Te damos unos consejos para escoger el mejor blindaje:

Blindaje automotriz

-Verificar que la empresa tenga al menos con cinco años de experiencia y cuente con el permiso vigente expedido por la Dirección General de Seguridad Privada (DGSP) de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), además de revisar que no tenga denuncias ante la PROFECO.

-Aceptar las recomendaciones de nivel de resistencia balística que el proveedor sugiere, de acuerdo a las necesidades reales.

-Que el nivel de protección sea bajo la misma norma de los certificados balísticos de los materiales utilizados.

-Realizar mantenimientos del automotor como lo especifique la empresa blindadora.

-El usuario no debe manipular el blindaje opaco, de lo contrario pierde garantía.

Tips de seguridad

  • Con vehículo en movimiento y en caso de eventualidad, buscar ruta de escape.
  • No bajar vidrios.
  • Seguros puestos.
  • Divulgar la menor información posible acerca de las actividades diarias.
  • Cambiar continuamente rutas y evitar recorridos peligrosos.
  • Evitar en lo posible, los horarios con más tráfico.
  • Estar atento dentro del habitáculo (“espejeando”).
  • Jamás bajar del auto en situación de riesgo.
  • Cambiar los hábitos de manejo: dejar espacio considerable con el coche delantero en tráfico, así como evitar el uso del celular para envío de textos.
  • No publicar ubicaciones en redes sociales.

-Que la empresa fabricante cuente con los certificados balísticos de laboratorios, también reconocidos y validados internacionalmente, así como con normas como ISO 9001:2015 para el aseguramiento de la calidad.

-El vidrio tiene que ser sometido a diversas pruebas de resistencia balística y otras como ebullición, deslaminación y coloración, entre otras.

-Cerrar las puertas del automóvil con suavidad y que el vidrio siempre esté arriba para no dañar la pestaña.

– Evitar el lavado a presión con agua caliente y los cambios bruscos de temperatura.

-No secar o limpiar los vidrios con la mano.

-No instalar accesorios sobre el vidrio como: GPS, soportes para espejo, cargadores y adornos, entre otros.

-Estacionar el automotor a la sombra, no permitir la exposición del vidrio a radiación solar directa por periodos prolongados de tiempo.

-Conocer la garantía y restricciones del producto.

 

Septiembre-octubre 2019