Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en google
Compartir en email
Compartir en whatsapp

¿CUIDAS TUS FINANZAS PERSONALES ADECUADAMENTE?

De su buen manejo depende poder cumplir metas como comprar una casa, un auto o pagar una carrera profesional. Existen elementos que puedes identificar y manejar para lograrlo, explica Experto CETYS.

Las finanzas se definen como el arte o la ciencia de administrar el dinero. Hablar de finanzas personales representa aplicar los principios técnicos de esta ciencia en la gestión de los recursos propios o familiares; es decir, a nivel micro.

El conjunto de técnicas utilizadas para hacer rendir los ingresos, para controlar los gastos, para analizar y seleccionar las distintas ofertas de créditos y financiamientos disponibles, así como las posibilidades de inversión de los ahorros generados, constituyen las finanzas personales.

Así lo explicó el Dr. Jorge Manuel Jáuregui Sesma, instructor del curso en Finanzas Personales ofrecido por el departamento de Educación Continua de CETYS Universidad Campus Mexicali.

“Todo esto tiene la finalidad de que el individuo o familia tomen decisiones informadas que permitan optimizar el manejo de sus recursos en el corto, mediano y largo plazo”.

En la administración de las finanzas personales es necesario identificar y manejar adecuadamente algunos elementos, con el objetivo de ejercer control sobre ellos para mantener un equilibrio sano entre ingresos y egresos, y así maximizar los beneficios particulares o familiares, señaló el instructor, indicando que dichos elementos son los siguientes:

Ingresos: Son todas las entradas económicas, incluyendo las fijas como salarios, rentas por alquileres o rendimientos por inversiones, e ingresos variables como las generadas por venta de bienes o eventos especiales.

Gastos: Son todas las salidas de dinero que al efectuarlas hacen posible mantener el nivel de vida de la persona o familia, incluyendo gastos fijos como el pago de rentas, colegiaturas o pólizas de seguro, y gastos variables como los servicios de sostenimiento mensual.

Activos: Son los bienes que se poseen o que se tiene derecho a percibir, como los bienes inmuebles o las inversiones.
Pasivos: Son todas las deudas ineludibles que se tienen con terceros, como las deudas bancarias, hipotecarias y los préstamos personales.

Todas las personas interesadas en mejorar su calidad de vida, de acceder a mejores oportunidades para incrementar sus rendimientos y asegurar un patrimonio para el retiro, deben ocuparse de mantener finanzas personales sanas, pues de lo contrario, “muchas metas pueden verse truncadas o salir mal, como resultado del descontrol presupuestal o de una mala administración de los recursos. Es por ello que se debe trabajar, y buscar ser cada vez un mejor administrador”, concluyó el docente.

Mayo-Junio 2021

Contáctanos

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Mensaje