El organismo observó como “una oportunidad perdida” que la industria automotriz, se vea restringidas en el inicio de su proceso de reactivación.

Por Verónica López

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) cuestionó el decreto que emitió el gobernador Miguel Barbosa Huerta, en el que asegura que no existen condiciones para el retorno a las actividades de las industrias automotriz y de la construcción que a nivel federal fueron catalogadas como esenciales.

Para el organismo patronal, el decreto del mandatario emitido el viernes por la noche genera dudas, al mismo tiempo resaltó la importancia que representan ambas industrias para la economía no solo de Puebla sino a mundial.

El organismo observó como “una oportunidad perdida” que la industria automotriz, como muchas otras, se vean restringidas en el inicio de su proceso de reactivación, mismo que contempla el cumplimiento de los más altos estándares de sanidad y seguridad tanto a nivel nacional como internacional.

“Sabemos de la relevancia que la industria automotriz poblana tiene para el mundo y reconocemos su compromiso y responsabilidad durante esta contingencia”, destacó en un comunicado.

Apuntó que el decreto estatal solo menciona dos industrias -construcción y automotriz-, sin precisar qué pasará con la minera y el resto de las actividades esenciales ante la situación de alerta.

El centro empresarial dijo que comparte los principios que el propio gobierno federal ha manifestado en torno a la nueva normalidad, sin embargo, la realidad exige retomar las actividades a la brevedad sin perder de vista que este proceso debe ser gradual y con cautela.

Destacó que a pesar de la “nula empatía” del gobierno federal para acompañar al sector empresarial en México en esta emergencia, los empresarios han actuado de manera responsable en el cumplimiento de las medidas sanitarias y en muchos casos, hasta heroicos, salvaguardando fuentes de empleo.

“Nunca se había puesto tanto a prueba la paciencia y prudencia del sector empresarial, no solo por las condiciones sanitarias sino por la nula empatía del gobierno federal para acompañar a las empresarias y empresarios de México quienes han sido ejemplares en el cumplimiento de las medidas sanitarias y en muchos casos, hasta heroicos, salvaguardando, a pesar de las adversidades, sus fuentes de empleo”.

En ese sentido, manifestó que el retorno a las actividades debe ser una responsabilidad compartida entre sociedad y gobierno, pues el riesgo de contagios estará vigente hasta que se cuente con una vacuna o un tratamiento que garantice la cura de la enfermedad.

“Tenemos que aprender a vivir con el virus bajo el principio de que lo primero es nuestra salud. Aprendamos de las buenas prácticas de los países que nos llevan la delantera en el ciclo de la pandemia, y no nos limitemos ni perdamos la oportunidad de recuperar el camino hacia la nueva normalidad que México necesita”, concluyó el comunicado.

 

Mayo-junio 2020