Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en google
Compartir en email
Compartir en whatsapp

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE DEUDAS Y GASTOS?

Una delgada línea que puede desestabilizar tus finanzas.

Cuando hablamos de pagar un bien, servicio o crédito, es posible que nos refiramos como gastos o deudas, cuando en realidad estas dos palabras evocan diferentes situaciones que debemos aprender a diferenciarlas para cuidar nuestras finanzas.

¿Cuál es la diferencia entre deudas y gastos?

Cuando realizamos el pago de nuestras obligaciones financieras es posible que pensemos que las deudas y gastos se refiere a lo mismo, cuando en realidad nos pueden ayudar a conocer nuestra salud financiera.

De manera simple, las deudas se refieren a las obligaciones que tenemos con una institución bajo contrato que debemos cumplir para evitar comisiones e intereses.

Por el contrario, los gastos se refieren a los pagos “opcionales” que hacemos por un bien o servicio, el cual tenemos la opción de cancelar en cualquier momento sin el temor de pagar comisiones o intereses por al falta de pago.

Para ejemplificar de mejor forma, una deuda puede ser el pago de un crédito hipotecario, préstamo personal o tarjeta de crédito, el cual debemos pagar para evitar el aumento del saldo insoluto.

En el caso de los gastos, estos pueden ser el pago de servicios vía streaming como Spotify, Netflix, Disney Plus, alimentos, vestido, ocio, transporte, que si bien algunos son más necesarios que otros, podemos dejar de pagarlos sin enfrentar una consecuencia.

¿Cómo afectan las deudas y los gastos?

Las principal forma en cómo las deudas afectan a nuestras finanzas es en la liquidez que tenemos para solventar nuestros gastos básicos como alimentos, vestido o transporte, el cual necesitamos para generar ingresos.

Al reducir nuestra liquidez, caemos en un sobreendeudamiento al pagar el mínimo, lo que ocasionará una falta de pago que nos afectará a Buró de Crédito y la negativa a más financiamientos.

Para el caso de los gastos, estos afectarán a nuestras finanzas cuando se transforman en deudas, cuando los pagos de estos bienes y servicios son cargados a nuestras tarjetas de crédito y ya no podemos liquidarlas.

¿Cómo disminuir mis gastos y deudas?

No solicites más financiamientos

La manera ideal para disminuir nuestros pagos es a través de un presupuesto, el cual nos ayudará a enfocar nuestro dinero. Recuerda que es más fácil reducir nuestros gastos al dejar de consumir dicho bien o servicio.

Para el caso de las deudas, la manera de reducir su pago es por medio de una reestructura o quita, el cual debes de negociar directamente con la institución. toma en en cuenta que tan sólo las deudas no deben superar el 30% de todos tus ingresos.

Mayo-Junio 2021

Contáctanos

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Mensaje