Por Víctor Montes Rentería

Comprar un sistema de video vigilancia en México puede ser costoso si se pretende instalar un sofisticado equipo con cámaras robóticas, equipos de visión nocturna o infrarrojos con alta capacidad de almacenamiento y una amplia red de cámaras para vigilar la casa o la oficina.

Sin embargo, gracias a la tecnología y el mundo de las aplicaciones hay diferentes maneras de economizar desde comprar solo una cámara de videovigilancia básica y un sistema conectado a la red de internet WiFi, pero lo mejor de todo es que también se pueden usar los antiguos teléfonos con cámara para armar con ellos una sistema casero seguridad.

La forma práctica de instalarlo es la aplicación Cámara de Vigilancia WiFi la cual permite diseñar y montar tu propia red de seguridad inteligente en casa, aprovechando los teléfonos fuera de uso o tabletas con cámara, los cuales se pueden enlazar y conectar a esta app para transmitir imágenes de los lugares a vigilar a un teléfono móvil.

Para aprovechar los beneficios de la app Cámara de Vigilancia WiFi se deben seleccionar los dispositivos que serán utilizados por su cámara para captar las imágenes y en todo ellos bajar la aplicación, después se tiene que crear una cuenta de uso desde la que se le dará permiso a los teléfonos y tabletas para generar video, captar audio o grabar y al mismo tiempo ser visualizados desde otro dispositivo que funcionará como receptor, inclusive se puede ver lo que pasa desde la computadora de escritorio a través del navegador Firefox que es el único compatible.

De esta forma quedará creada nuestra propia red de videovigilancia conectada a internet a un bajo costo y aprovechando los teléfonos y tabletas que hoy se encuentran guardados en un cajón de la recámara o el escritorio en el trabajo, sin embargo, la aplicación tiene algunas funciones limitadas pues para acceder al sistema completo se debe obtener la versión de paga.

Septiembre-octubre 2019