Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en google
Compartir en email
Compartir en whatsapp

CORONAVIRUS COVID-19 RESTARÁ “DEFENSAS” A LAS EMPRESAS DE SEGURIDAD PRIVADA

El coronavirus COVID-19 restará “defensas” a las empresas de seguridad privada en México, pues expertos advierten que puede causar el recorte de hasta 60 por ciento de los empleos que genera esta industria.

Representantes de este sector consideraron que las medidas tomadas por distintas compañías del país para prevenir el contagio del virus entre sus empleados, generará que prescindan de algunos de los servicios que ofrecen las firmas de protección.

Alejandro Desfassiaux, presidente de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial, reconoció que las compañías ya comenzaron a reducir al mínimo sus gastos, para sólo dejar al personal necesario en áreas estratégicas a fin de proteger sus instalaciones.

“Alrededor de 70 por ciento de las plantas productivas del país están cerrando, a nivel gobierno no hay ningún tipo de reacción para apoyarlas, por lo que estas empresas toman acciones necesarias para ajustarse a una realidad de menores ingresos y con ello reducir más sus gastos”, comentó.

Este tipo de acciones, según el empresario, han comenzado a abrir espacios a la “rapiña”.

Al viernes pasado se reportaron 93 robos a tiendas departamentales y supermercados en la Ciudad de México y Estado de México, en los que se ha detenido a 93 personas.

“La industria de la seguridad privada es un sector estratégico que está siempre para proteger, desde nuestras áreas de acción, a sus familias, patrimonio e inversiones”, afirmó Armando Zúñiga Salinas, presidente de Agrupaciones de Seguridad Unidas por México (ASUME).

En esta industria existen avances tecnológicos que permiten una mejor protección de las empresas; sin embargo, aun con ello existe personal calificado necesario para la operación de estos desarrollos.

“La base tecnológica seguirá operando, a pesar de que todos nos vayamos a las casas, pero toda la parte de trabajo humano si va a sufrir en un caso extremo. No hemos detectado una caída hoy en la demanda (por servicios de rastreo y vigilancia satelital), pero si vemos que efectivamente estas unidades se pueden detener porque las empresas prevén cinco meses de vacas flacas y están tomando medidas”, explicó Víctor Presichi Amador, presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Rastreo y Protección Vehicular (ANERPV).

Destacó que es solo cuestión de tiempo para que vivan los recortes, “hay sectores como el turismo y restaurantes que son las primeras víctimas por la inactividad económica por el coronavirus, pero eso se ve reflejado a otras áreas de la economía”, sostuvo.

“El sector de la seguridad privada debe considerarse uno de los primeros filtros en las acciones directas que se están implementando contra la propagación del COVID-19, pues los elementos que lo conforman gestionan el acceso a hospitales, aeropuertos, cadenas de suministros, siendo una barrera de seguridad sanitaria”, resaltó Raúl Sapién Santos, Presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada (CNSP).

Insisten a gobierno por apoyos

Los representantes de la industria de seguridad privada en México se suman a las recomendaciones que hace el sector privado al gobierno de Andrés Manuel López Obrador para mitigar los efectos económicos que provoque la pandemia de coronavirus Covid-19.

“Sí, son fundamentales los apoyos, principalmente para las pequeñas y medianas empresas. El ejecutivo piensa que las empresas no deben ser ayudadas porque se pueden generar abusos, pero es porque solo piensa en empresas grandes; sin embargo, hay un puñado de empresas pequeñas y medianas, que son la masa crítica, que se las están viendo negras”, dijo Víctor Presichi Amador, presidente de ANERPV.

Por ello, Raúl Sapién Santos, presidente del CNSP, recomendó también apoyos en materia tributaria tanto en el Impuesto Sobre la Renta como en el Impuesto al Valor Agregado.

“El pago correspondiente de dichos impuestos debería hacerse de manera diluida, es decir en varios meses, mientras se vuelve a recuperar la economía. Esto tendrá como consecuencia el diferimiento de pagos provisionales de impuestos y de contribuciones, lo cual lograría evitar afectar más los flujos de las empresas”, comentó.

Mientras que ASUME invocó también la suspensión temporal de programas como el “Hoy No Circula” o similares, con el objetivo de que se les permita “brindar las condiciones mínimas necesarias en materia logística y de servicio de personal especializado para la eficaz continuidad de la operación”.

 

Marzo-Abril 2021

Contáctanos

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Mensaje