ASIS Internacional, es una Asociación Civil dedicada a impartir cursos, capacitación, talleres, foros y organización de eventos basados en las diferentes disciplinas de la Seguridad. El Capítulo México cuenta ya con 25 años y más de 400 Profesionales de la Seguridad del sector privado y público; y en la búsqueda de la prevención y el control de riesgos y pérdidas a fin de reducir la frecuencia y gravedad de incidentes y delitos es que trabajan y realizan mes a mes reuniones, foros y conferencias especializadas.

El pasado 11 de febrero, ASIS celebró su segundo desayuno del año, en está ocasión la empresa patrocinadora del evento fue MOSEG (Monitoreo y Seguridad Privada), se contó con la presencia de Alberto Aguilar “Don Dinero”, periodista fundador del periódico Uno más Uno y especialista en negocios, quien  habló sobre dos estilos de instituciones que existen en el mismo espacio y tiempo a nivel mundial y que determinan la  forma en la que se generan, crecen y avanzan las economías: las extractivas y las inclusivas.

En México y Latinoamérica, después del periodo de la conquista se preservaron las instituciones extractivas  como las haciendas y encomiendas de los europeos, sistema que en Estados Unidos  los colonizadores ingleses buscaron replicar y que no fue posible por la escasez de material y el clima, lo que derivó en una sociedad que gradualmente gana libertad económica y derechos políticos, cimiento de las 13 colonias, el origen de los Estados Unidos, donde se permea a las instituciones inclusivas; mientras que nuestro país continúa replicando el extractivo, preservado por el Estado desde la independencia hasta nuestros días. Este sistema, en opinión de Aguilar, inhibe la innovación y salvaguarda privilegios para unos cuantos, mientras que las instituciones inclusivas alientan las patentes por lo que en casos como E.U. y países de Europa y ASIA existe mayor innovación pues se gestan las condiciones que permiten y promueven la inversión privada que fortalece la coparticipación generando a su vez una diferencia en el poder adquisitivo.

Por ejemplo, el promedio anual de renta en nuestro país es de 9,500 dólares no lejano a los 8,500 de Cuba, y comparado con otras naciones como Gran Bretaña con sus 42,000 dólares anuales o Estados Unidos arriba de los 62,000 el índice es bajo y ha caído en los últimos 6 años. “Más allá de la retórica en función de la nueva etapa que vive el país, las estructuras extractivas se mantienen intocadas e instituciones  y  organismos autónomos se han visto afectados para favorecer las tomas de decisiones del nuevo gobierno donde consultas públicas, caso tren maya, no abonan al estado de derecho” opina el columnista.

Si realmente se pretende crecer en inversión e innovación y terminar con la incertidumbre económica se debe apoyar la creación de nuevas instituciones inclusivas que se requieren en un país que busca el crecimiento y la participación de la sociedad. “En el presupuesto 2020 las instituciones autónomas han sido sacrificadas y son éstas las que se deben de fortalecerse porque equilibran la toma de decisiones del ejecutivo y esto haría de México un país diferente”.

No se trata de un sueño, pero si de un reto y existen ejemplos como el de Corea, país que se ha esforzado con un proyecto más equitativo a largo plazo elevando en los últimos 25 años su índice per cápita debido en gran parte a la innovación que han generado empresas del sector privado como Hyundai o Samsung. Pero no debemos olvidar que se trata de un trabajo conjunto por lo que se debe impulsar la educación. Para Alberto Aguilar, México requiere de una estrategia de corto, mediano y largo plazo con el objetivo de fortalecer las instituciones para que éstas trabajen por y para el bien de nuestro país, “el plan Nacional de desarrollo es la antítesis de lo que se requiere en materia de planeación para alcanzar una mejora en  medio de una coyuntura global compleja” opina, ya que México va a la alza de incertidumbre para  inversión y “es triste porque hay oportunidades y recursos pero hay temas como  su relación con el mundo y la seguridad que requieren medidas públicas que den confianza” donde los cambios no solamente deben de partir por parte del Estado sino también de la sociedad.

Para finalizar citó la frase de John F Kennedy “En las crisis se debe estar consciente del peligro, pero atento a las oportunidades”.