Ciudad de México.- La compañía de tecnología Continental presentó un sistema de cámaras que monitorea lo que pasa dentro y fuera del automóvil. Dicha propuesta, intenta abonar a la solución de uno de los grandes dolores de cabeza de la conducción autónoma: la transferencia segura de la conducción automatizada a la manual.

El sistema monitorea en tiempo real dos variables: la capacidad del conductor para analizar si es capaz de conducir adecuadamente, y el tráfico que rodea al vehículo en cuestión.

“Gracias al nuevo sistema de cámara, el vehículo y el conductor están constantemente conscientes el uno del otro. El humano puede estar seguro de que la tecnología no remite abruptamente la responsabilidad sin previo aviso, sino que esto se llevará a cabo de acuerdo con criterios claros y comprensibles”, comenta Georg Binder, Jefe de Estrategia y Planificación, unidad de negocios del Sistema Avanzado de Asistencia al Conductor en Continental.

La nueva cámara llamada Road and Driver se instala encima del espejo retrovisor, en donde actualmente se coloca la cámara encargada de monitorear lo que pasa en el exterior del vehículo. A diferencia de la cámara ya existente, la Road and Driver monitorea la posición del conductor, la dirección de su mirada y la ubicación de sus manos. De acuerdo con Continental, “este sistema se considera un requisito previo para llevar automóviles con funciones de conducción automáticas a la carretera”.

Además de registrar los movimientos del conductor, la Road and Driver también podrá ser utilizada para adaptar sistemas de seguridad, como cinturones y bolsas de aire. Esto, de acuerdo con Continental, será posible gracias a la ayuda del software Occupant Safety Monitor, el cual ayudará a que el despliegue de bolsas de aire se adapte a situaciones particulares detectadas por la cámara.

Con respecto a la duda de si la nueva cámara grabará y almacenará la información registrada al interior del vehículo, Anderas Forster, gerente de tecnología de próxima generación en la unidad de negocios de seguridad pasiva y sensores de Continental, menciona que “el objetivo es únicamente interpretar la situación prevaleciente en el vehículo para aumentar la seguridad de los ocupantes y otros usuarios de la carretera”.

 

Julio-agosto 2019