Planificar el uso de tus tarjetas bancarias durante la cuarentena te dará ventajas para hacer frente a gastos imprevistos.

Esta semana la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) informó sobre las medidas de apoyo que las instituciones bancarias aplicarán a aquellos clientes cuyos ingresos se están viendo afectados por la actual crisis sanitaria provocada por el virus Covid-19.

Entre las medidas anunciadas se incluyen la suspensión de pagos de créditos o diferimiento parcial hasta por cuatro meses, con posibilidad de extenderlo a dos meses más, informó la CNBV mediante un comunicado; estos saldos podrán ser congelados con o sin cargo de interés.

Los créditos para lo que aplicará este apoyo son; de vivienda con garantía hipotecaria, revolventes y no revolventes de personas físicas (personales, de tarjetas de crédito, crédito automotriz, de nómina, microcréditos), créditos de personas morales o personas físicas con actividad empresarial.

Si te encuentras considerando usar tus tarjetas de crédito en esta temporada de contingencia, cosnidera las siguientes recomendaciones:

¿Cuál es tu capacidad de endeudamiento?

Debes conocer tu capacidad de endeudamiento, ya que la tarjeta es una línea de crédito y no dinero extra. Se recomienda no destinar más del 20 o 30% de tus ingresos totales para este rubro, y de esta forma no te veas en la necesidad de comprometer tu presupuesto destinado para tu gasto diario. También considera no ocupar más del 50% de tu línea de crédito.

Revisa tu tasa de interés

Tu tasa de interés se refiere al costo de tu crédito y será lo que terminarás pagando al final; si consideras que dificilmente podrás pagar la deuda de tu tarjeta, busca otra con una menor tasa de interés.

Usa la tarjeta después de la fecha de corte

Usar tu tarjeta después de tu fecha de corte te proporcionará alrededor de 50 días para poder liquidar, lo que te permitirá ahorrar y poder pagar en tiempo. Recuerda que la fecha de corte es la suma que hace el banco de tus gastos en el mes, para así asignarte una fecha de pago.

 

Marzo-abril 2020