Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en google
Compartir en email
Compartir en whatsapp

CONSEJOS BÁSICOS PARA IMPULSAR UN ECOMMERCE

Un denominador común de muchas de las grandes marcas del retail es que sus orígenes fueron humildes, pero la amplitud de miras y la proyección de futuro de sus creadores impulsaron su crecimiento más allá de lo previsto. Detrás de grandes historias de éxito, también se esconde a menudo una cuidada planificación y la toma de decisiones correctas en el momento adecuado. Cada eCommerce nace para un fin determinado y evoluciona de una manera distinta.

En la primera década de los 2000, el canal online se entendía como un nuevo escaparate y una vía complementaria de ventas que no consumía grandes recursos ni tampoco generaba grandes beneficios pero “había que estar porque era el futuro”. Y las predicciones de crecimiento no han parado de cumplirse. España no es ninguna excepción. Según Business Insider es el tercer mercado en todo el mundo en el que más ha crecido el comercio electrónico en 2020. Y la pandemia no ha hecho más que seguir impulsando esta tendencia.

Son muchas las variables que influyen en el éxito de un eCommerce. Y una de ellas es sin duda, contar con la tecnología adecuada para poder ofrecer las mejores experiencias de compra a los clientes. La capacidad de escalar sin fisuras y la seguridad son dos grandes retos que hoy en día deben ser especialmente tenidos en cuenta en el momento de elegir los partners tecnológicos para un proyecto, independientemente de lo ambicioso que sea.

Como las decisiones tecnológicas alrededor de un proyecto de eCommerce cobran cada vez más importancia, aquí te dejamos 10 tips que pueden serte útiles:

No pierdas el control

Un problema común al elegir las plataformas en las que sostener un eCommerce es no prestar suficiente atención al control y la observabilidad que nos pueden ofrecer. Cuando surge la necesidad de recoger e interpretar datos, especialmente en tiempo real, a menudo no es posible debido a las limitaciones de la solución tecnológica con la que contamos. Esto ocurre, principalmente, si optamos por una plataforma externa, a la que tan solo tengamos que subir nuestro catálogo de productos, pero también con determinados desarrollos “a medida”, que finalmente terminan siendo una caja negra que no nos ofrece suficiente información de lo que ocurre en su interior.

El principal problema como consecuencia de la falta de datos relevantes es que no nos permite obtener información en tiempo real de lo que está ocurriendo ni, por lo tanto, reaccionar en consecuencia.

No subestimes el rendimiento

Las plataformas cloud, los buscadores y lo más importante, los usuarios y potenciales clientes tienen muy en cuenta el rendimiento. Priorizar el rendimiento en un eCommerce es fundamental para su éxito y supervivencia.

Contar con una plataforma capaz de dar rápida respuesta a todas las peticiones (independientemente de cuántas sucedan en un mismo momento), es un elemento clave para que el potencial comprador no se lleve una mala experiencia. Las redes de distribución de contenido juegan un papel fundamental en el rendimiento.

La CDN de nueva generación de Fastly desliga el rendimiento de la propia infraestructura, ya sea on-premise o cloud, y descarga toda esa presión sobre la red, que está dimensionada y optimizada para dar respuesta a cualquier volumen de demanda, incluso a elevados picos de tráfico no previstos.

Un denominador común de muchas de las grandes marcas del retail es que sus orígenes fueron humildes, pero la amplitud de miras y la proyección de futuro de sus creadores impulsaron su crecimiento más allá de lo previsto. Detrás de grandes historias de éxito, también se esconde a menudo una cuidada planificación y la toma de decisiones correctas en el momento adecuado. Cada eCommerce nace para un fin determinado y evoluciona de una manera distinta.

En la primera década de los 2000, el canal online se entendía como un nuevo escaparate y una vía complementaria de ventas que no consumía grandes recursos ni tampoco generaba grandes beneficios pero “había que estar porque era el futuro”. Y las predicciones de crecimiento no han parado de cumplirse. España no es ninguna excepción. Según Business Insider es el tercer mercado en todo el mundo en el que más ha crecido el comercio electrónico en 2020. Y la pandemia no ha hecho más que seguir impulsando esta tendencia.

Son muchas las variables que influyen en el éxito de un eCommerce. Y una de ellas es sin duda, contar con la tecnología adecuada para poder ofrecer las mejores experiencias de compra a los clientes. La capacidad de escalar sin fisuras y la seguridad son dos grandes retos que hoy en día deben ser especialmente tenidos en cuenta en el momento de elegir los partners tecnológicos para un proyecto, independientemente de lo ambicioso que sea.

Prepárate para crecer

Puede parecer una obviedad, pero lo cierto es que hemos conocido muchos casos de empresas que dieron el salto sin estar preparadas para ello. Imagina, por ejemplo, duplicar o triplicar las referencias de un catálogo en un corto periodo de tiempo. O que, como consecuencia de un rediseño en profundidad, se haga necesario subir miles de imágenes con una calidad cinco veces superior a la anterior. O que las ventas se disparen muy por encima de lo previsto sin la suficiente previsión o capacidad de respuesta.

La muerte por éxito a veces sucede, y puede ser consecuencia de no adaptar la infraestructura en el momento y dimensiones adecuadas. En este sentido es fundamental que un ecommerce o proyecto de ecommerce contemple y facilite la escalabilidad.

Protege tu seguridad, y la de tus clientes

La ciberdelincuencia es un problema real, con un enorme impacto en la economía digital, y del que no se escapa nadie. Un error muy común es pensar que a nosotros no nos va a suceder.

Un eCommerce recibe y maneja datos altamente sensibles de sus clientes directos, consecuencia de las transacciones que genera. Por eso son siempre susceptibles de ciberataques, cada vez en mayor medida y más sofisticados. Hacerse con unas soluciones de seguridad adecuadas es también garantía de tranquilidad.

No pierdas el control

Un problema común al elegir las plataformas en las que sostener un eCommerce es no prestar suficiente atención al control y la observabilidad que nos pueden ofrecer. Cuando surge la necesidad de recoger e interpretar datos, especialmente en tiempo real, a menudo no es posible debido a las limitaciones de la solución tecnológica con la que contamos. Esto ocurre, principalmente, si optamos por una plataforma externa, a la que tan solo tengamos que subir nuestro catálogo de productos, pero también con determinados desarrollos “a medida”, que finalmente terminan siendo una caja negra que no nos ofrece suficiente información de lo que ocurre en su interior.

El principal problema como consecuencia de la falta de datos relevantes es que no nos permite obtener información en tiempo real de lo que está ocurriendo ni, por lo tanto, reaccionar en consecuencia.

No subestimes el rendimiento

Las plataformas cloud, los buscadores y lo más importante, los usuarios y potenciales clientes tienen muy en cuenta el rendimiento. Priorizar el rendimiento en un eCommerce es fundamental para su éxito y supervivencia.

Contar con una plataforma capaz de dar rápida respuesta a todas las peticiones (independientemente de cuántas sucedan en un mismo momento), es un elemento clave para que el potencial comprador no se lleve una mala experiencia. Las redes de distribución de contenido juegan un papel fundamental en el rendimiento.

La CDN de nueva generación de Fastly desliga el rendimiento de la propia infraestructura, ya sea on-premise o cloud, y descarga toda esa presión sobre la red, que está dimensionada y optimizada para dar respuesta a cualquier volumen de demanda, incluso a elevados picos de tráfico no previstos.

Garantiza la disponibilidad 24/7 (tolerancia a fallos)

Los sistemas en ocasiones fallan, y esos fallos pueden tener repercusiones que van de la inocua pérdida de dos minutos hasta una caída de horas de un eCommerce, en algunos casos se pueden traducir en pérdidas millonarias. Lo primero es asumible, lo segundo no.

Es por ello que uno de los puntos clave a la hora de elegir partners tecnológicos es la redundancia de sus sistemas y, en consecuencia, su tolerancia a fallos. Es fundamental que tu infraestructura sea capaz no solo de seguir prestando servicio en caso de fallo de un nodo por ejemplo, sino de realizar una redistribución inteligente de la carga de trabajo para que la incidencia del problema sea mínima.

Cuida la imagen

A poco que visites distintas tiendas electrónicas, encontrarás imágenes que ni han sido optimizadas ni se sirven adecuadamente, y que por lo tanto pueden tardar varios segundos en cargarse, resultar incómodas de navegar, etcétera. La experiencia de usuario se ve aquí altamente afectada. Evidentemente, esto es algo que no quieres que suceda en tu sitio web.

En el ebook Soluciones Fastly para eCommerce puedes conocer la completa herramienta de Fastly para optimizar las imágenes, que mantiene el control sobre los ajustes, resoluciones, proporciones, etc. independientemente de su peso, de modo que no pierdan su “magia” ni tampoco penalicen el rendimiento y la usabilidad de tu eCommerce.

Personalización

¿Tiene el mismo sentido ofrecer la misma experiencia en distintos lugares? Si tu oferta o catálogo es amplio, es posible que solo parte del mismo pueda estar disponible en determinadas regiones, o que quieras ofrecer un acceso más rápido y directo a determinados bienes en función de la geografía.

Si llevas la lógica de tu eCommerce al Edge, al “borde” de la infraestructura, se pueden entregar contenidos adaptados a cada tipo de usuario, ya que la cercanía física permite los tiempos de respuesta y unos costes adecuados. La tecnología de Fastly facilita el desarrollo de experiencias personalizadas en función de la ubicación del cliente, su historial de compra o el tipo de dispositivo desde el que está accediendo. Esta funcionalidad está disponible en el servicio estándar y permite también llevar a cabo tests A/B sin requerir para ello plugins o el uso de múltiples URLs que podrían tener un impacto negativo en el rendimiento SEO.

Todas estas ventajas se complementan con lo visto en el punto anterior, disponer de capacidades avanzadas para ofrecer las mejores imágenes posibles en todo momento y dispositivo. Eligiendo la plataforma adecuada, un eCommerce con lógica en el Edge puede ser un proyecto abarcable, escalable y seguro.

CI/CD: evolución constante

Todos sabemos que un sitio web nunca está terminado. A la hora de acometer cambios hay dos formas diferenciadas de proceder: la más tradicional, prefiere espaciar más en el tiempo las actualizaciones, y hacer que éstas sean de gran calado, modificando a la vez multitud de elementos de la web. La segunda, se apoya en filosofías como DevOps y CI/CD, creando un ciclo constante de actualizaciones y mejoras, que además permiten tanto la evaluación independiente de cada cambio en entorno de producción, como la posible reversión de una actualización que afecte solo a un elemento concreto, no a todos los incluidos en un enorme “service pack”.

Nuestra recomendación, como seguramente ya habrás deducido, es que optes por mantener tu eCommerce en evolución constante. No esperes seis meses para actualizar algún elemento que puede marcar una diferencia positiva en tu balance de ventas. Las plataformas y servicios basadas en esta filosofía de trabajo, ponen el foco en evitar posibles fricciones tecnológicas, a través de las incorporaciones de automatizaciones continuas.

 

Marzo-Abril 2021

Contáctanos

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Mensaje