Las empresas de hoy operan en un mundo donde el crecimiento de la violencia, el vandalismo y el robo requieren niveles cada vez mayores de seguridad. Si bien las cámaras de seguridad de video se han convertido en un estándar para la protección de las empresas, su efectividad es limitada en entornos exteriores y en condiciones de poca luz. Estas limitaciones hacen que la seguridad del perímetro, la primera línea de defensa contra la intrusión, sea particularmente desafiante.

Las cámaras térmicas se están convirtiendo rápidamente en una opción popular para aplicaciones de seguridad en exteriores, especialmente en lo que respecta a la seguridad perimetral. Se espera que el mercado de imágenes térmicas supere los $ 4 mil millones para 2023. Hay tres razones para la adopción rápida y generalizada de esta tecnología para aplicaciones de seguridad:

La mayoría de las empresas reconocen la importancia de la seguridad perimetral pero luchan por implementarla de manera efectiva, a menudo confiando en una combinación costosa de cámaras de video y patrullas de seguridad.

La tecnología de imagen térmica supera casi todos los desafíos inherentes a las cámaras de video convencionales en entornos exteriores, ofreciendo un rendimiento, precisión y análisis mejorados mucho mejores combinados con una reducción significativa de falsas alarmas.

Las mejoras en la tecnología de imagen térmica han hecho que las cámaras de imagen térmica sean más asequibles que nunca, permitiendo a las empresas de todos los tamaños mejorar su seguridad de manera rentable.

En una publicación anterior , discutimos cómo las cámaras termográficas están mejorando la protección contra incendios. Ahora, estamos dirigiendo nuestra atención a cómo se puede aplicar esta tecnología para mejorar la seguridad en una amplia variedad de entornos al aire libre.

Cámaras de video tradicionales vs. Cámaras térmicas en entornos exteriores

Las cámaras de video tradicionales dependen de la luz visible para capturar una imagen y análisis de software programados para activar una alarma cuando se cumplen ciertas condiciones. Cuando se activa la alarma, se captura un video y se transmite a los centros de comando y control para su visualización en vivo.

El problema con el uso de estas cámaras en entornos exteriores es que muchas condiciones comunes pueden desencadenar una falsa alarma, como la niebla, la lluvia intensa, el soplar árboles y los movimientos de los animales.

También hay varias condiciones que pueden resultar en una mala calidad de video. Los reflejos de los faros que pasan por la cámara, el resplandor del sol, las sombras y las condiciones de poca luz en la noche pueden dificultar la determinación de si las imágenes capturadas en el video representan una amenaza real. En última instancia, las cámaras de luz visible dependen de la evaluación humana para determinar si la alarma es real.

Las cámaras térmicas superan estos problemas porque dependen de la radiación infrarroja, un tipo de energía que, aunque invisible para el ojo humano, se puede detectar en forma de calor. Las cámaras térmicas son ideales para entornos exteriores porque no requieren luz para funcionar y, en cambio, miden diferencias sutiles de temperatura, llamadas firmas de calor, para crear una imagen clara y de alta resolución que hace que la amenaza potencial sea más fácil de evaluar.

Las cámaras térmicas están equipadas con sensores que miden la cantidad de radiación infrarroja (o calor) emitida por los objetos en un área determinada. Luego, las mediciones se procesan utilizando un software especializado para mostrar visualmente las lecturas de calor en forma de imágenes o video de alta definición. Los «puntos calientes» o áreas con temperaturas más altas aparecerán como áreas más brillantes en la imagen contra áreas con temperaturas más frías, que aparecen más oscuras.

Es casi imposible enmascarar una firma de calor, especialmente con las cámaras altamente sensibles del mercado actual. Una cámara térmica captará la firma de calor de una persona incluso cuando esa persona esté tratando de ocultar su presencia y sus movimientos. Las cámaras térmicas pueden «ver» a través de cercas, arbustos y otra vegetación y en las sombras, lo que facilita la detección de un intruso, incluso en la oscuridad total. También pueden ver a través de la bruma, la niebla y el smog, y no pueden ser cegados por los faros o la luz solar directa.

Si bien el costo inicial de una cámara termográfica sigue siendo un poco más alto que las cámaras de video convencionales, generalmente pueden cubrir la misma área con menos cámaras. A diferencia de las cámaras de video convencionales, las cámaras termográficas no tienen lámparas internas o iluminadores infrarrojos para reemplazar, lo que hace que su mantenimiento sea mínimo.

Su consumo de energía también es mínimo en comparación con las cámaras de video convencionales. Estas características ayudan a reducir el costo total de propiedad para hacer que el costo de un sistema de vigilancia por imagen térmica sea muy comparable a los sistemas tradicionales de televisión de circuito cerrado que dependen de cámaras de video.

Configuraciones donde las cámaras térmicas pueden mejorar significativamente la seguridad

Las cámaras termográficas son utilizadas por todo tipo de empresas y municipios en todas las escalas. Estas son algunas de las aplicaciones más populares para cámaras de seguridad térmica en la actualidad:

Sitios de construcción: las cámaras termográficas pueden detectar personas que ingresan a un sitio de construcción por la noche cuando nadie, aparte de un guardia de seguridad, debería estar en las instalaciones.

Puntos de venta: las cámaras termográficas son ideales para monitorear estacionamientos y la parte trasera de las tiendas por la noche.

Campos de fútbol de la escuela secundaria: los nuevos campos de fútbol representan una enorme inversión para una comunidad. Las cámaras termográficas pueden ayudar a reducir el vandalismo en el campo o alrededor del mismo, lo que a menudo ocurre en la noche al amparo de la oscuridad.

Tejados: muchos robos ocurren a través de los puntos de acceso al techo. Las cámaras térmicas son ideales para configuraciones de techo porque, a diferencia de las cámaras de video tradicionales, son efectivas en todas las condiciones climáticas, de día o de noche.

Instalaciones de autoalmacenamiento: los robos en las instalaciones de autoalmacenamiento son comunes. Las cámaras térmicas instaladas para monitorear el perímetro pueden detectar movimiento a distancias más largas que las cámaras tradicionales y activar una alarma antes de que los delincuentes puedan llegar a la puerta de un contenedor de almacenamiento.

Invernaderos de cannabis, instalaciones de cultivo y tiendas minoristas: la industria del cannabis está creciendo rápidamente y se ha convertido en un objetivo principal para el robo. Las cámaras de seguridad térmica alrededor del perímetro de la propiedad, combinadas con video vigilancia tradicional y control de acceso, pueden ayudar a asegurar estas instalaciones.

Granjas solares: el robo en granjas solares también está en aumento. La protección de las granjas solares es particularmente difícil debido a sus ubicaciones remotas. Las cámaras de seguridad térmica ofrecen una solución de seguridad ideal, ya que pueden cubrir grandes áreas de manera efectiva y funcionan 24/7 en cualquier condición climática.

Infraestructura crítica: los municipios están particularmente preocupados por la seguridad de la infraestructura crítica porque las vidas dependen de ella. Las cámaras de seguridad térmica se están desplegando ampliamente para proteger instalaciones como hospitales, aeropuertos, puentes, torres de agua, centrales eléctricas, instalaciones nucleares y más del vandalismo y las actividades terroristas.

Elegir la cámara de imagen térmica adecuada no es fácil

El mercado de cámaras de imagen térmica en aplicaciones de seguridad ha crecido tan rápidamente que las empresas ahora tienen una amplia gama de sistemas de imagen térmica para elegir, lo que puede dificultar la selección de la cámara adecuada para su sistema.

Hay varios factores que pueden afectar tanto la calidad como el costo de una cámara de seguridad térmica. Y, diferentes aplicaciones requieren cámaras con características específicas (por ejemplo, lentes gran angular o teleobjetivo, diferentes calidades de imagen, etc.). También es importante seleccionar una cámara que sea compatible con su sistema de seguridad actual para aprovechar sus capacidades y mejorar su seguridad general.

Al invertir en una cámara de seguridad térmica, puede contar con SecureWeek para ayudarlo a evitar cometer un error costoso. Nuestros expertos en cámaras de seguridad pueden ayudarlo a determinar las características específicas que necesita para cada una de sus aplicaciones para que pueda elegir las mejores cámaras de seguridad que se adapten tanto a su presupuesto como a sus necesidades de imágenes térmicas. Póngase en contacto con SecureWeek hoy para obtener más información sobre cómo las cámaras de seguridad térmica pueden ayudarlo a proteger mejor su negocio y recomendarle un proveedor o instalador profesional en su región.

Septiembre-octubre 2019