Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en google
Compartir en email
Compartir en whatsapp

¿CÓMO INICIAR UN NEGOCIO CON POCO DINERO?

¿Se puede iniciar un negocio con poco dinero? Las nuevas herramientas y el acceso a internet lo han hecho más fácil, pero te dejamos esta guía de los expertos.

Primero, vas a necesitar una buena idea, crear una identidad o marca y brindar a tus clientes experiencias diferentes para que logres ganar ventaja a otros negocios que llevan más tiempo en el mercado.
¿Cómo emprender un negocio con poco dinero?

1. Emprende en algo que conoces

Si no eres ingeniero y tienes una idea de negocio que tenga que ver con el diseño de un prototipo o pieza industrial, tal vez no sea buena idea. Entre más conozcas el negocio es mejor porque te permitirá mejorar tu servicio o producto.

2. Elaborar un plan de negocios

Muchos emprendedores cuando consiguen un capital quieren gastarlo todo y arrancar en grande.
La recomendación es empezar de manera local y con el tiempo puedes pensar si abrir otro lugar o incluso exportar.
Calcula en cuánto tiempo te va a dejar dinero el negocio para luego reinvertirlo. Es recomendable tener un colchoncito de dinero para contingencias y gastos imprevistos que se presenten.

3. Reduce tu personal

Sabemos que quieres generar empleos y necesitas manos que te ayuden. Pero una manera de emprender a bajo costo es que hagas todo (o la mayor parte) tú mismo. Como es el caso de las llamadas nenis, mujeres que se viralizaron por vender toda clase de productos por internet. Ellas cierran la venta, empacan el artículo y hasta hacen el servicio de entrega.

4. Infórmate de las tendencias

En internet está todo lo que necesitas, infórmate sobre las nuevas tendencias, cómo puedes mejorar tus procesos, tus redes sociales, cómo elevar tus ventas e incluso capacitarte para dar información extra al nicho interesado en tus productos o servicios.

Si necesitas capacitación no es necesario que gastes tanto en cursos, evalúa si es algo que puedes investigar en internet.

5. Si puedes evitar la renta, hazlo

Si tu negocio no requiere una oficina o local para vender, evita ese gasto. Por ejemplo, es el concepto de las Dark Kitchens o cocinas virtuales. Si estás cocinando en tu casa y entregando a domicilio no requieres un local.
La pandemia nos enseñó que no necesitamos un local para que la gente me compre.

En la Ciudad de México una renta promedio de un local bien ubicado está 15,000 pesos y si se trata de un negocio con poco dinero ¿vas a generar ingresos para pagar una renta?

6. Cuida tu sueño

Si tú no cuidas tu negocio como tu propio sueño, otra persona no va a tener la misma pasión que tú le pones. Lo que ocurre es que un empleado trabaja por una acción deliberada a cambio de un pago y no le va a poner la atención que tú le quieras poner al negocio.

Otro aspecto que debes tener en cuenta es que dentro de tu pronóstico debes contemplar el hecho de que vas a tener pérdidas.

Suena fuerte, pero todos los emprendedores pasan por eso, procura prevenir, porque hay robos que han quebrado grandes ideas de negocio.

Si está dentro de tus posibilidades, ten un ahorro para contingencias o si puedes contratar un seguro, te va servir dependiendo del tamaño de tu negocio.

7. Mayores ingresos, menores gastos

Es el mantra básico de todo negocio, pero a la hora que emprendes nunca te das cuenta porque empiezas a decir: ‘¡ah, necesito rentar un local!’, necesito pagarle a un asistente, necesito un chofer que haga el delivery y a la hora que te das cuenta, tienes una lista de gastos enorme y quizá en el día sólo tuviste en el ingreso por la venta de dos hamburguesas.

Brindar una experiencia es tu valor agregado

Más que vender un producto, lo que las marcas deben ofrecer es una experiencia. Ese es el factor que puede hacer la diferencia en tu negocio.

“¿Cómo hago que mi cliente tenga una experiencia única? ¿Eso me puede dar un valor agregado o me puede hacer valioso como marca frente a la competencia, incluso, frente a una empresa más grande?”, expresa.
Por otro lado, recomienda a los emprendedores que deben brindar mejores experiencias de servicio al cliente a través de sus redes sociales, responder los mensajes en el menor tiempo, resolver dudas e interactuar, para que los clientes no se vayan.

“Las redes constituyen un canal de comunicación con el cliente. El hecho de que te manden un mensaje para preguntarte por tu producto y que tardes una hora en contestarles ya no funciona. No te compran”, comenta.
De acuerdo con el emprendedor y capacitador de empresas, otra buena práctica, si lo tuyo es la venta por internet, es que uses redes sociales como Facebook o Instagram y las mantengas como una vitrina del producto o servicio que ofreces.

Incluso hay emprendedoras y emprendedores que hacen giveaways, es decir, diferentes dinámicas en redes sociales para regalar productos.

Incluso cuando hacen el envío le ponen una carta o regalan una muestra gratis de otros productos.

Hasta detalles como la envoltura de lo que le envías a tus clientes parece no ser importante, pero esa es la creatividad que entra en juego a la hora de ofrecer una experiencia virtual.

¿Cómo hacer crecer ese pequeño capital?

El experto explica que si compras tu producto en una tienda de cadena, ese precio estándar no te va a servir para ganar mayor utilidad y ofrecerle a tu cliente un precio competitivo.

Lo recomendable es buscar al proveedor de ese producto que necesitas y tratar de negociar. De acuerdo con él puedes hacer dos cosas: comprarle mucho producto para reducir costos o negociar crédito.

“Volvemos al ejemplo de las nenis. Compras productos importados de China que quizá tarden un poco más, que si bien se van a tardar 30 días, te van a llegar económicos y te va salir a mitad de precio, a diferencia de Miniso”, comenta.

¿Listo? Arma tu plan de negocio

Con lo que tengas a la mano y con lo básico, pero hazlo. No le tengas miedo a los números.

El también conferencista y capacitador empresarial comenta que si no sabes hacer un plan de negocios o se te dificulta pagarle a alguien que lo haga por ti, puedes consultar en internet planes de negocios que te pueden servir de mucha ayuda.

Lo importante es fijarte metas a corto y mediano plazo; cuántos productos vas a sacar y cuanto te van a costar.
“No vas a comprar un container. Empieza con cantidades pequeñas y depende de lo que más te vayan demandando tus clientes. Recupera tu inversión y cuando tengas un 50% más, compras más producto”, dijo.

Es decir, si vendiste 10 artículos, con parte de la utilidad puedes comprar 15 más. Luego vendes esos 15 y tienes para comprar 20. El fin de esto es hacer que tu dinero circule sin gastar más dinero.

Para aquellos que deciden buscar a un ángel inversionista, la recomendación es que procures que esa persona tenga una visión de negocio similar y se identifique con tu proyecto.

“Es como el caso de Shark Tank. Si no les late el negocio, no le entran”, comenta.
Sí, es un trabajo de tiempo completo

Si quieres que sea un negocio que te alcance para vivir de eso, debes dedicarle tiempo completo, de lo contrario muy difícilmente lo verás crecer.

Camacho Carrillo dice que si lo vas a tomar como trabajo de medio tiempo, no te va a generar los ingresos que esperas para vivir de eso, sobre todo si es un negocio que decidiste empezar con poco dinero.
Al principio vas a asumir varias funciones que te van a absorber el tiempo.

 

Contáctanos

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Mensaje