Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en google
Compartir en email
Compartir en whatsapp

CÓMO AFECTA LA PSICOLOGÍA A LAS FINANZAS PERSONALES

Uno de los factores más importantes para controlar las finanzas personales es aprender a dominar tus propias emociones, tu mente, que juega un papel cerítico en tu comportamiento y, por tanto, también en tu economía.

El maestro de la inversión Benjamin Graham explica en el capítulo 8 de su libro ‘El inversor inteligente’, como un inversor debe ser consciente de las fluctuaciones de precios del mercado durante sus ciclos vitales, y prepararse para ellos tanto financiera como psicológicamente. Es un consejo que se repite a menudo en el mundo de la inversión, la preparación psicológica del inversor frente al mercado y sus propias inversiones.

En que se basan las finanzas personales

4 son los pilares fundamentales sobre los que se asientan las finanzas personales, son las premisas que vamos a seguir para saber como controlar nuestra psicología en las finanzas:

Establecimiento de metas y objetivos financieros: sin plantearse las metas no se puede llegar a ningún resultado. Para ello puede ayudarte imaginarte donde quieres estar económicamente hablando en 5, 10 y 20 años. Siempre que tenemos un proyecto, desarrollamos un plan de acuerdo con el que nos permita ir cumpliendo con el calendario hasta llegar a la meta.

Establecer objetivos no sólo supone decirte a ti mismo “bien para cuando tenga 50 años quiero tener 20 millones en el banco”. Sobra decir que han de ser realistas para que puedan cumpirse y no abandones tus propósitos por el camino. Por otra parte si para los 50 de verdad quieres tener una cuenta bancaria de 20 millones de euros, entonces tendrás que empezar a formarte en finanzas personales e inversión. Lo puedes hacer con nosotros 😉

Es lo que en el mundo de la bolsa implicaría establecer una estrategia de inversión de la que no puedes salirte nunca. La razón de esto es que te adhieras a un plan que no necesariamente será perfecto, a veces caerás con el mercado y otras tendras exito, pero lo importante es que puedas confiar en tu estrategia, de la que no dudaras porque habrás reforzado el hábito de seguirla pase lo que pase:

La consecución de estos objetivos a través del ahorro: una vez planteadas las metas podemos centrarnos en los objetivos. Una de las maneras es ahorrar, es lo que intentamos que hagas cada semana, que ahorres, así que si nos lees ya lo tienes mucho más fácil.

Seguir un plan de ahorro, por mínimo que este sea, incluso si no ingresas regularmente ahorros en el banco, pero te preocupas de no gastar de más en comisiones y aprovechar ofertas y descuentos, se notará en los números de una cuenta corriente que ya no bajan tanto como solían. Además, ten en cuenta que, a la larga, ahorrar como la hormiga puede generar un gran resultado.

La idea es que te pongas en el peor caso posible para tus finanzas y, desde esa posición, reflexiones sobre qué es lo peor que te podría pasar en ese supuesto. Por ejemplo perder tu trabajo, y más ahora, ¿sería un problemón verdad? Pero hasta qué punto lo es es lo que tenemos que descubrir. Si perdieras tu trabajo mañana que es lo siguiente que harias?

Te pondrías a buscar enseguida otro trabajo con el que seguir pagando tus facturas?

Podrías replantearte tu vida actual, replantearte tus sueños de vida y tus metas y tratar de alcanzarlas?

Descubrir que incluso el peor de los supuestos financieros no puede ser tan terrible y que incluso puede ser el camino para empezar la vida que siempre quisiste tener pero que igual ni te habías planteado perseguir. Cito textualmente: “Cuando te sientes y empieces a analizar y buscar a lo que tendrías que renunciar si pierdes tu trabajo y tuvieras que comenzar de nuevo buscando otro, abriéndote camino en otra carrera laboral o comenzando un pequeño negocio, te das cuenta que por vivir tu sueño vale la pena renunciar a las cosas materiales con el fin de vivir esa vida.”

El crecimiento de nuestro patrimonio a través de la inversión: este es sin duda uno de los puntos básicos para cualquiera que quiera ver crecer su patrimonio realmente. En numerosos blogs, artículos y libros sobre la bolsa y los mercados financieros hablan de la importancia vital de saber controlar tus emociones ante la impredictibilidad de los caprichosos mercados.

Hablan de que esto es incluso más importante que “saber analizar” las tendencias del mercado o disponer de mucha formación e información. Dominar tu psicología en el juego de los mercados financieros hará que no te arruines porque no te dejaras llevar por la codicia, la euforia o la depresión colectiva.

Algunos elegidos, como Benjamin Graham, hicieron dinero durante la crisis del 29 y otros se suicidaron al saberse arruinados. ¿No crees que aqui la psicología ha jugado un papel muy importante? Benjamin Graham no se dejaba llevar por los dictados del mercado, había estudiado el comportamiento de las crisis anteriores y salió ganando. Recuerda siempre que una cartera de inversión diversificada y de larga duración es la mejor protección para tus ahorros que puedes ejercer en cuanto a inversiones.

La protección de ese patrimonio: esto es mediante medidas previsoras como el establecimiento de un plan financiero. En Gestión hacen un análisis de lo necesario a la hora de establecer nuestro plan:

Establecer metas y objetivos es el primer paso que ya hemos mencionado antes. Como bien señalan, nuestras necesidad cambian a lo largo de los años, también nuestros deseos y sueños. Por ello, nuestro plan financiero no se debe quedar momificado en un rincón sino que debe modificarse y replantearse cuantas veces haga falta.

Otra de las claves es que estas metas sean realistas y cuantificables en dinero. Si quieres o necesitas ‘x’ dinero para esto o lo otro, no sera solo cuestion de saberlo sino de medir de cuanto dinero estamos hablando.

Tu plan financiero debería prepararte para imprevistos y cubrirlos. Muchas veces no tenemos una cantidad de dinero concreta para imprevistos y esto puede hacer que tengamos que replantear todo nuestro plan financiero de nuevo.
Otro factor importante es no abandonar los objetivos financieros a largo plazo (como el retiro) por otros a corto plazo (un fondo de emergencia, vacaciones…) Esta muy bien ahorrar para esto pero sin olvidarnos del futuro. Por ello, el ahorro para un fondo de emergencia tiene que especificar la duración y cantidad del fondo. Es decir, en cuanto tiempo vamos a ahorrar ese dinerillo para imprevistos.

 

Julio-Agosto 2021

 

Contáctanos

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Mensaje