Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en google
Compartir en email
Compartir en whatsapp

CINCO TIPS DE FINANZAS PERSONALES PARA SIEMPRE TENER DINERO

El dinero no lo es todo, pero siempre ayuda a muchas cosas. Y, como cada persona de este mundo tiene una cantidad distinta de este, lo usa diferente y lo obtiene de forma distinta, es debido saber qué se necesita para mejorar las finanzas personales de cada ser humano. Sí tú estás leyendo esto, seguro te será de gran utilidad conocer estos tips para siempre tener dinero.

Elaine King, experta planificadora financiera y profesora de Crehana, compartió los tips básicos para realizar un presupuesto familiar y manejar mejor el efectivo.

Evita llegar en ceros a la quincena o pedir prestado

Contar con un presupuesto mensual es ideal, no sólo para utilizar nuestros recursos de forma efectiva, sino para vivir una vida libre de estrés y preocupaciones ante las eventualidades financieras.

Para comenzar, deberás tener un presupuesto que te permita administrar el dinero y esto de pie a que te alcance para todo, incluso para ahorrar o alguna emergencia. Cabe decir que la mayor parte de la deudas de una persona se debe a la ausencia de un presupuesto personal o familiar, y al mal uso del dinero.

Además, no tener clara la prioridad de nuestros gastos puede provocar:

  • Incumplir el pago de algún servicio.
  • Atrasarse con los alquileres.
  • No satisfacer nuestras necesidades de forma íntegra.

¿Cómo hacer un presupuesto?

Cuánto gastas y en qué, es el primer cuestionamiento. La primera recomendación es buscar facturas, estados de cuenta y cualquier registro que nos permita saber en qué gastas tu dinero regularmente. Teniendo esta información a la mano, puedes establecer categorías, en las cuales debes incluir cada uno de tus gastos.

Contabiliza y desmenuza todo, sé honesto contigo mismo. Toma en cuenta el dinero que gastas en cosas que casi no se sienten, como entradas al cine o la mensualidad de los servicios de streaming. Una vez que los ubiques, dales una categoría, por ejemplo, en la categoría “ocio o entretenimiento”.

GASTOS FIJOS O VARIABLES. Toma nota de la periodicidad con la que realizas cada gasto. El pago de los servicios o alquiler son egresos fijos, mientras que pagar por una consulta médica con el odontólogo, es algo variable. Puedes colocar una categoría genérica y destinar recursos independientemente de la manera en que se gasten. Por ejemplo, contemplar gastos médicos como consultas, medicamentos y demás.

CONTROL DE GASTOS. Una vez que identifiques tus gastos, valora si realmente todos son indispensables e intenta recortar algunos. Para que algo se mantenga dentro de tu presupuesto mensual tiene que cumplir con 3 condiciones: debe ser necesario, debe tener utilidad, y lo más importante, debe ser algo que se pueda cubrir con el presupuesto y que no interfiera con otros gastos.

TOMA DECISIONES Y CAMBIA HÁBITOS FAMILIARES. Vivas con tu pareja e hijos o sólo con tu gato, los ingresos y egresos cambian en función de cada familia, así que recorta gastos innecesarios. Al identificar y clasificar tus gastos, ubicaste esos mil pesos que se te van en tomar un Uber o el dinero que gastas en comida a domicilio. Cambiar el manejo de las finanzas implica también hacer un cambio en los hábitos familiares.

CREA Y PERSONALIZA TU PRESUPUESTO. Si bien ya existen varias aplicaciones o calculadoras online con formatos predeterminados, lo mejor es crear un documento de excel o spreadsheet que puedas personalizar según tus necesidades.

La plantilla de presupuesto familiar la puedes diseñar conforme a tus necesidades particulares. A continuación te enumeramos algunas categorías esenciales que te pueden servir de guía:

  • Vivienda: Todo lo relacionado al pago de rentas, hipotecas, mantenimiento, pago de impuestos y servicios, etc.
  • Alimentación: Un promedio de nuestros gastos mensuales en el supermercado y compra de alimentos en general.
  • Transporte: Compra de gasolina, mantenimiento, servicios, transporte público, etc.
  • Ocio: Salidas al cine, teatro, mensualidad de streaming, videojuegos, etc.
  • Salud: Consultas al médico, tratamientos, medicinas, vitaminas, exámenes, etc.

Luego de esto, coloca un par de casillas para escribir cuál es el monto del presupuesto que se va a destinar para cada tipo de gasto y, al final del mes, cuál fue el costo real. La casilla de diferencia te puede ayudar a ubicar en qué categorías estás gastando de más o en dónde tienes que destinar más presupuesto o puedes recortar gastos.

Y no lo olvides ¡AHORRA!

Así de enfático tiene que ser esto, porque es muy necesario. Un presupuesto bien organizado siempre contempla el ahorro, no importa si el monto es grande o pequeño, lo importante es disponer de un fondo para emergencias. Recuerda, la intención de diseñar un presupuesto de gastos individuales o familiares es anticiparnos a las eventualidades.

Si además de armar tu presupuesto familiar quieres saber cómo puedes poner en orden tu negocio o emprendimiento, hay un curso online de Elaine Finanzas personales para freelancers en Crehana, el cual ayuda a crear un plan estratégico para un negocio, un flujo de caja con proyecciones y un plan de contingencia.

 

Marzo-Abril 2021

Contáctanos

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Mensaje